Actualizado 01/07/2007 21:10 CET

Alonso comparece mañana en el Congreso para informar sobre el atentado que costó la vida a seis cascos azules

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS)

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comparecerá mañana en el Parlamento para informar a petición propia del atentado con coche bomba que el pasado 24 de junio acabó con la vida de seis soldados del Ejército español en Líbano y dejó heridos a otros dos.

Alonso intervendrá, a partir de las 17.30 horas ante la Comisión de Defensa de la Cámara Baja, para exponer las conclusiones principales de la investigación realizada por expertos militares españoles en Líbano y en Madrid, donde un equipo de criminalística de la Guardia Civil se encarga de analizar restos de material recogido en la carretera libanesa en la que se registró la explosión.

El titular de Defensa tendrá oportunidad de aclarar cuál fue el mecanismo de activación del artefacto explosivo que, según los primeros datos de Naciones Unidas, estaba compuesto por unos 50 kilogramos de explosivo plástico militar C4, cinco veces más potente que el TNT.

Fuentes militares consultadas por Europa Press subrayan que la única hipótesis que por el momento está más alejada de confirmarse es la posibilidad de que el artefacto fuera activado por medio de cable detonador, toda vez que no se ha encontrado rastro de este material en la zona de la deflagración.

Alonso explicará también cómo se ha desarrollado el proceso de compra de los sistemas de inhibidores de frecuencia, que comenzarán a incorporarse en los próximos días, tras la orden del Estado Mayor de la Defensa de iniciar la adquisición en noviembre de 2006.

El ministro dará más detalles sobre el avance de las investigaciones cursadas en Líbano por Naciones Unidas y las autoridades libanesas para detener a los autores de la colocación del coche bomba.

Por el momento, no ha habido reivindicación del atentado terrorista y la guerrilla chií libanesa Hezbolá lo ha condenado, por lo que algunos expertos apuntan a la hipótesis de que el ataque sea responsabilidad de alguno de los grupos islamistas relacionados con Al Qaeda infiltrados en los campos de refugiados palestinos. El propio ministro señaló la semana pasada que el atentado podría ser obra de la "red internacional del yihadismo internacional".

El ministro deberá hacer frente a las críticas del Partido Popular, que mantiene su intención de solicitar una comisión de investigación parlamentaria si no le satisfacen sus explicaciones sobre el atentado.