Actualizado 27/06/2007 16:39 CET

(Amp) Balza anuncia que trabajará contra ETA "sin priorizar" ninguna hipótesis sobre si cometerá o no atentados mortales

Apuesta, además de abordar instrumentos policiales y de justicia, por "hacer una malla institucional que provoque respuestas unánimes".

VITORIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, anunció hoy que su Departamento trabajará contra ETA "sin priorizar" ninguna hipótesis sobre si la banda armada cometerá o no atentados mortales. Además, apostó por abordar instrumentos policiales y judiciales, así como por "hacer una malla institucional que provoque respuestas unánimes".

Tras la reunión celebrada esta mañana por la Comisión Vasca de Seguridad, Balza informó de que se ha logrado una "opinión única del conjunto institucional" que servirá para dar "una respuesta participada, unánime y de confianza por parte de todas las instituciones frente a quien amenaza la convivencia con el recurso a la violencia".

Durante una comparecencia ante los medios de comunicación, poco después de finalizar la reunión de la Comisión, que se prolongó durante dos horas y media, Balza se refirió a las informaciones aparecidas hoy en un medio de comunicación sobre un informe en el que se apunta que la Policía "no prevé que la banda terrorista inicie a corto plazo una campaña intensa de atentados con asesinatos" y que cree que ETA "apuesta por atentados de envergadura para provocar alarma social".

"Lo que nos vale es la declaración de ruptura del alto el fuego de ETA, que dice que se abre en todos los frentes y, por lo tanto, operativamente, estamos trabajando sin priorizar un escenario sobre el otro", manifestó.

En este sentido, consideró que se debe "dar cobertura de seguridad a todos los colectivos" y no se pueden hacer especulaciones sobre "por dónde va a empezar ETA y por dónde no" porque "no resulta bueno operativamente y puede despistar un poco el entrar en especulaciones".

COMISION DE SEGURIDAD

Respecto al encuentro de hoy de la Comisión, dijo que ha sido "interesante y participativa" porque "todos los sectores representados han estado participando directamente, opinando, dado sus datos y opiniones", por lo que la reunión ha sido "positiva" porque "no es bueno que los análisis de seguridad se hagan individualmente y de forma aislada", sino que "resulta mucho más atractivo poder contar con la opinión de las distintas instituciones y grupos".

Tras indicar que ha sido también una reunión "extensa", de dos horas y media de duración, explicó que dos horas se han dedicado a la amenaza terrorista tras la ruptura del alto el fuego de ETA y la otra media hora a la seguridad ciudadana ordinaria, por "la amenaza que supone la vuelta al pasado de la organización terrorista".

Asimismo, reiteró que ha sido "muy positiva en cuanto a la aportación de cada uno de sus miembros" y añadió que, en la primera parte, se ha analizado, "sector a sector, la situación de todos los colectivos amenazados", y precisó que tiene "un valor político interesante", en el sentido de que hay "una respuesta participada, unánime y de confianza entre el conjunto institucional" frente a "quien amenaza la convivencia con el recurso a la violencia".

El consejero reiteró que el "valor importante es poder contar con una opinión de conjunto institucional y única frente a la amenaza terrorista de ETA", y agregó que "las formas de avanzar en la lucha contra ETA, además de los instrumentos policiales y de justicia, es el hacer una malla institucional que provoque respuestas unánimes".

A preguntas de los periodistas, indicó que en la reunión se ha realizado un "análisis compartido de situación" y no ha habido "ninguna demanda concreta por parte de ningún sector", ya que "con todos los colectivos hay reuniones de coordinación específicas", en las que se habla "de las necesidades concretas y de las cuestiones más operativas".

DECLARACION DEL VIERNES

Balza fue también preguntado sobre sus palabras del pasado viernes, cuando afirmó "desconocer si el abandono y localización de un coche cargado con 130 kilos de explosivos el jueves en Huelva se debió a que el vehículo estaba siendo 'controlado' por las fuerzas de seguridad o a que, según la versión hasta ahora oficial, se encontraron con un control inesperado".

Respecto a si de estas afirmaciones se desprende que "hay una falta de comunicación entre el Gobierno vasco y el Ministerio de Interior", lo negó radicalmente, y dijo que a lo mejor tiene que corregir su vocabulario, antes de asegurar que lo que quiso denunciar era que existe "un déficit absolutamente claro por la no presencia de la Ertzaintza como Policía Schengen en el trabajo en Europa, que es donde realmente se es eficaz en la lucha contra ETA".

"Esto es una denuncia que no es novedosa, ya que la llevamos planteando muchos años", indicó, antes de informar de que de los cuatro periódicos que informaron el sábado sobre este tema, "en dos se vio "perfectamente reflejado" y en otros dos no apreció "ninguna relación" con lo que él había dicho. Por lo que consideró que cada cual deberá hacer su propio "análisis de profesionalidad".

En este sentido, añadió que "en absoluto hay una crítica a la comunicación ordinaria con el Gobierno del Estado", y aseguró que en los ocho años que lleva en el cargo "nunca han tenido cauces tan fluidos como ahora". Además, señaló que el déficit que existe "no es una reivindicación política" sino "una reivindicación de necesidad sentida en los propios órganos técnicos de seguridad europeos", que reclaman que tanto la Ertzaintza como los Mossos "estén presentes en la malla de seguridad de Europa".

Por todo ello, agregó que "ahora más que nunca" es necesario colocar a la Ertzaintza en los equipos conjuntos de policía francesa, española y vasca en el territorio donde se organiza y donde se prepara la delincuencia de ETA".

PROTECCION DE LOS EDILES

Sobre la protección de los ediles, aseguró que "todos los ediles que la Comisión de Seguridad de las personas (participada por Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza) cree que tienen que tener escolta, la tienen ya a día de hoy".

Asimismo, destacó la "obligación" que tienen todos los ámbitos institucionales de "reivindicar y dejar claro ante toda la sociedad la legitimidad y el orgullo que tienen los concejales de todos los partidos de tomar posesión y de y trabajar en sus municipios tras haber sido elegidos por sus vecinos".

Por lo tanto, denunció la campaña que se está desarrollando en los últimos días con la que se demuestra que "en Euskadi sigue habiendo gente que no da el paso de prescindir de la amenaza y la coacción", y añadió que "en nada quita una brizna a la legitimidad y orgullo de los electos".

ESCOLTA AL PNV

En lo que a la posibilidad de poner escolta a los concejales del PNV se refiere, dijo que él nunca ha hablado de esto, sino de que "existe una preocupación respecto a la organización de esta formación que no existía hace diez años" porque hay una "escalada verbal de la izquierda abertzale" y porque "hay acusaciones muy graves en el comunicado de ETA de ruptura de la tregua".

"Son cuestiones que debemos ir analizando y el análisis actual es el que ya he dicho", indicó, y tras negarse a dar datos sobre los ediles que cuentan con escolta, concluyó instando a trabajar con "seriedad y prudencia".