(Amp) Chad.- La vicepresidenta da la bienvenida a los tres tripulantes y asegura que "la diplomacia ha funcionado"

Actualizado 10/11/2007 0:57:24 CET

El comandante Agustín Rey indica que lograron superar la situación gracias a que siempre se comportaron "como una tripulaciön"

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dio esta noche la bienvenida a los tres tripulantes españoles que llegaron a la base de Torrejón de Ardoz en un avión de la Fuerza Aérea procedente de Chad, donde permanecían detenidos desde el 25 de octubre por un presunto caso de tráfico de menores relacionado con la ONG francesa 'El Arca de Zoe'. Tras recibirles, De la Vega aseguró que "la diplomacia ha funcionado".

"Quiero expresar la satisfacción del Gobierno por la resolución del conflicto, por tenerlos a todos aquí en España, en casa", dijo la vicepresidenta que destacó la acción del Ejecutivo ha sido en este caso "decidida, firme, respetuosa y comprometida, como debe ser la buena diplomacia".

Fernández de la Vega añadió que "una vez más" ha quedado comprobado que "España, todos los españoles y su Gobierno, empezando por su presidente" saben "estar con los ciudadanos, defender los intereses de los españoles con firmeza, de manera respetuosa, dialogante, con convicción, con sosiego y serenidad, de forma cooperativa, en definitiva con los atributos que deben regir y rigen la relaciones internacionales".

Agradeció al Gobierno de Chad, al presidente Idriss Deby y a las autoridades judiciales "el entendimiento" que ha permitido que los tres españoles hayan sido puestos en libertad.

Definió el periodo durante el que los tripulantes han permanecido retenidos como "dos largas semanas, muy difíciles para todos", muy especialmente para ellos y sus familias. "Lo que más desean todos ellos es reunirse con sus familiares, juntarse con los suyos, volver a su hogar y poner fin a este episodio", agregó.

"UNA TRIPULACIÓN"

Por su parte, el comandante Agustín Rey se mostró orgulloso de sus compañeros y afirmó que "en todo momento" han sido "una tripulación" y han actuado "más allá de su deber". "Gracias a eso estamos hoy aquí y estamos bien", añadió.

Junto a los tres tripulantes se encontraban las cuatro azafatas que fueron puestas en libertad el pasado domingo. Todos fueron despedidos por un aplauso espontáneo de los numerosos periodistas presentes en el acto.

Rey destacó la labor del Gobierno --"que ha estado luchando por nosotros", dijo-- y agradeció el esfuerzo realiza a todos aquellos que han estado a su lado. "A toda España, a los periodistas, a nuestros compañeros que habéis llevado un lazo hasta nuestra liberación, gracias", dijo.

El comandante se refirió a los momentos iniciales tras su detención en Chad que describió como "bastante duros" debido a la incertidumbre que sintieron en ese periodo debido a que estaban incomunicados.

No obstante, agregó que gracias a la llegada del cónsul español en Camerún pudieron recibir "todo el apoyo que teníamos aquí en España". "Nos pudimos comunicar con la familia", dijo y añadió que ese apoyo les sirvió "para mucho".

María Teresa Fernández de la Vega, recibió esta noche en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz con un caluroso abrazo a los tres españoles.

El centenar de amigos, familiares y compañeros que esperaba a los tres miembros de la tripulación de la aerolínea Girjet en la pista de la base rompieron a aplaudir una vez se abrió la puerta del aparato que trajo de vuelta a los españoles.

Los aplausos volvieron a resonar cuando los tres tripulantes comenzaron a bajar por las escalerillas del aparato, en compañía del secretario de Estado de Cooperación, Bernardino León.

La primera en saludarlos fue la vicepresidenta del Gobierno, que les abrazó emocionada. Después, corrieron a reunirse con sus familiares y amigos desplazados hasta la Base Aérea de Torrejón. Los tres tripulantes permanecían detenidos en Chad desde el pasado 25 de octubre en el marco del caso por la presunto secuestro de 103 niños que planeaba la ONG francesa 'El Arca de Zoé'.

El domingo pasado ya fueron puestas en libertad cuatro azafatas que también estuvieron arrestadas por este caso. Las españolas viajaron entonces hasta Torrejón de Ardoz a bordo del avión del presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy, que viajó ese mismo día al país africano y que también condujo hasta Francia a tres periodistas galos.

Ese día fueron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, los encargados de recibir a las españolas. Ambos se encuentran en la XVII Cumbre Iberoamericana, que se celebra en Santiago de Chile.