La PAH de Valencia anuncia acciones legales contra González Pons por "calumnias e injurias"

Actualizado 21/03/2013 15:45:41 CET

El colectivo cree que el diputado ha hecho "muchísimo ruido" para "ocultar el 'caso Nóos'"

VALENCIA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de Valencia ha anunciado que emprenderá acciones legales contra el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, por "injurias y calumnias" por las declaraciones que realizó el también diputado tras la acción de protesta que llevó a cabo el colectivo en su casa.

Las plataformas de afectados por las hipotecas de Valencia y la comarca de l'Horta Sud llevaron a cabo este miércoles una protesta frente a la casa de González Pons, incluida en la campaña de "señalización pública" que están realizando para, según estas organizaciones, "acercarse" a los diputados para explicarles en primera persona los daños que están ocasionando a "miles" de familias con su "rechazo" a la Iniciativa Legislativa Popular que se debate en el Congreso para modificar la ley hipotecaria.

Por su parte, el parlamentario valenciano aseguró que varios miembros de la PAH entraron dentro del portal de su residencia, subieron hasta la casa y estuvieron "aporreando la puerta durante 45 minutos".

Sin embargo, este jueves, una portavoz de la plataforma, Ana Blanco, ha afirmado que solo subieron "dos activistas, acompañados de medios comunicación, tocaron al timbre tres veces educadamente y con mucho respeto y, al no tener respuesta, se dejó en su puerta una carta invitándole a que se ponga en contacto" con el colectivo para "hacerle llegar información de personas afectadas".

Asimismo, otra integrante de la plataforma, Jennifer González, ha indicado que también adjuntaron cartas manuscritas de afectados en las que narran su situación personal para que los políticos conozcan "la grave situación que está pasando la gente", antes de votar "a favor o en contra" de la Iniciativa Legislativa Popular para la modificación de la Ley Hipotecaria.

González, ha recalcado que el comportamiento de los activistas fue "pacífico" y ha destacado: "si hubiésemos sido violentos habría habido alguna detención".

Por ello, la comisión jurídica de la plataforma y los abogados colaboradores del colectivo ahora "valoran qué tipo de acción" interpondrán para denunciar a González Pons "por calumnias e injurias".

Preguntado por las palabras del diputado por Valencia sobre que en el interior de su vivienda estaban sus hijos, otra de las portavoces de la PAH, Yolanda Prats, ha indicado que desconocían quién estaba dentro de la casa. "Si realmente es cierto que solamente había menores en el domicilio y si la Fiscalía de Menores tiene que decir algo, que lo haga; y si es falso, denunciamos el uso político que hace González Pons de sus propios hijos", ha apostillado.

INFORMACIÓN A LOS VECINOS

Asimismo, ha negado que increparan al vecindario, y ha aclarado que lo que hicieron fue, "de manera no violenta, explicar a los vecinos las medidas de la Iniciativa Legislativa Popular" como la dación en pago con carácter retroactivo, el alquiler social y la paralización de los desahucios. "No hemos amenazado a nadie, ni hemos insultado", ha sentenciado.

Para la integrante de la PAH, la "intención" de González Pons con sus declaraciones fue "dañar la imagen de la plataforma". En este sentido, ha resaltado que "probablemente está preocupado por la última encuesta de Metroscopia que señala que el 90 por ciento de la población no tiene confianza en ninguno de los dos partidos mayoritarios para que resuelvan la alarma social que se ha generado por los desahucios y ese mismo porcentaje prácticamente confía plenamente en la PAH para solucionar el problema".

"Pons ayer hizo muchísimo ruido y muchísimo humo. Con total seguridad ha querido ocultar el 'caso Nóos' y la firma que estampó en una serie de talones para regalarle muchos millones al señor Urdangarin", ha denunciado Yolanda Prats.

"ESCUCHAR A LA CIUDADANÍA"

La portavoz del colectivo ha exigido a los representantes políticos que "escuchen a la ciudadanía", ya que "va con su sueldo".

Finalmente ha recordado el reciente caso de un vecino de Torrejón de Ardoz (Madrid) que falleció tras sufrir un infarto en el momento en el que recibió un burofax en el que le anunciaban que iba a ser desahuciado.