Actualizado 19/11/2008 12:08 CET

AMPL.- Aguirre subraya el "pasado violento" del PSOE y recuerda el asesinato de Calvo Sotelo

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, subrayó hoy el "pasado violento" del PSOE, al tiempo que recordó el asesinato del presidente del Gobierno José Calvo Sotelo.

Durante su participación en el Foro Madrid organizado en el distrito de Tetuán, Aguirre hizo suyas las palabras del hispanista Stanley Payne en las que afirma que "no existe en el mundo occidental un modelo de partido democrático que haya hecho autocrítica a su pasado violento". "Porque el PSOE sí tiene un pasado violento y eso hay que decirlo con claridad", subrayó.

"Esto me sugiere el asesinato de Calvo Sotelo, que no fue un hecho, como algunos quieren aparentar, como los demás. El que el líder de la oposición fuera asesinado - reconocido por ellos-- por el escolta de uno de los más prominentes líderes del PSOE, es gravísimo. Lo han confesado en el libro 'Todos fuimos culpables'", señaló.

Aguirre hizo una reflexión sobre la decisión del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de inhibirse en los juicios de la Guerra Civil tras confirmar el fallecimiento del Francisco Franco y sus responsables. En este sentido, criticó que el PP ha "caído en la trampa de sus adversarios políticos" porque al decir, respecto a estos temas, que "había que mirar hacia adelante, le ha hecho aparecer como franquista".

Sin embargo, destacó que el PP "nace en la democracia" muchos años después del conflicto y ninguno de sus líderes permanece en sus filas, a diferencia de los socialistas, que continúan en activo.

"Nosotros no debemos de rehuir el debate. No es verdad que lo que hubo en la transición fuera desmemoria o amnesia impuesta por la tiranía del Ejército, Iglesia o de los poderes de ese momento. No es verdad", dijo la presidenta madrileña.

Asimismo, explicó que los protagonistas de la Transición recordaban lo que fue la República y la Guerra Civil e insistió en que por ello "hicieron la Ley de Amnistía y la modélica transición" que llevó que la Constitución fuera votada por más del 90 por ciento de las fuerzas políticas españolas.