Actualizado 14/01/2009 22:01 CET

AMPL.- Un comando dejó el 'zulo' hace tres años tras ser detenido en Francia José Segurola, lugarteniente de 'Txeroki'

Había 15 kilos de dinamita Tytadine en su interior y la Policía busca ahora un segundo escondite

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hallazgo por la Policía de un 'zulo' de ETA en la localidad guipuzcoana de Zegama ha sido posible gracias al análisis de la documentación incautada a José Segurola Querejeta, detenido el 23 de marzo de 2005 en Francia cuando ejercía la tarea de 'lugarteniente' del jefe de los comandos en aquella época, Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', arrestado igualmente el 17 de noviembre de 2008, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Gracias a la investigación que siguió la entonces División Nacional Antiterrorista (DNAT) de la Policía Judicial francesa fue localizada dos meses después una vivienda en el departamento de Haute-Garonne relacionada con el detenido en la que hallaron numerosas armas y material explosivo pertenecientes a ETA.

La detención de Segurola Querejeta provocó la huida de un comando instalado en aquella época en la provincia de Guipúzcoa, quedando el 'zulo' abandonado. Segurola habría actuado como responsable del comando en Francia y le habría suministrado el material explosivo hallado hoy. De hecho, en el momento de su detención, además de un arma y documentación falsa, Segurola llevaba en su coche varios recipientes de plástico con material explosivo.

La detención de Segurola corrió en su momento a cargo de la Policía Judicial francesa con información de la Comisaría General de Información. Junto al etarra fue arrestada Miren Itxaso Saldúa Iriberri en la localidad de Lannemezan. Ambos iban armados y estacionaban un Citroen Picasso de color gris en un garaje de esa localidad cuando fueron abordados por los agentes.

Segurola Querejeta ya había ocupado puestos de responsabilidad en el 'aparato militar' con el antecesor de 'Txeroki' en el aparato militar, Gorka Palacios. Junto a Garikoitz Aspiazu entregó a dos 'legales' de ETA la furgoneta-bomba interceptada por la Guardia Civil en febrero de 2004 cuando los etarras se dirigían a Madrid para hacerla explotar.

Para que la Policía española obtuviese la información encontrada por la Policía francesa ha sido necesaria una comisión rogatoria del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional que hasta los últimos días no ha obtenido respuesta. Finalmente, las autoridades franceas han remitido a la Policí española un croquis con la situación de dos zulos, uno de ellos aún por encontrar, y el modo de acceder a uno de ellos, según informó el Ministerio del Interior en una nota.

15 KILOS DE TYTADINE.

Los agentes de la Comisaría General de Información, acompañados de efectivos del TEDAX y la Unidad de Intervención Policial (UIP) encontraron esta mañana en el interior del primer 'zulo' 15 kilos de dinamita de la marca Tytadine, probablemente procedente del robo de 1.600 kilos de este explosivo en un almacén de Grenoble el 8 de marzo de 2001.

La banda estuvo utilizando Tytadine desde 1999 --año en el que robó 9 toneladas de esa dinamita en la localidad de Plevin-- hasta principios de 2005. Tras utilizar parte de la dinamita robada y perder la otra parte por el desgaste que el paso del tiempo ocasiona en ese material, ETA decidió sustraer 4.000 kilos de clorato de sodio en abril de 2005 en el suroeste y regresar al uso de la cloratita.

En el 'zulo' hallado esta mañana había también cloratita y azufre, además de fiambreras, detonadores, temporizadores y elementos para la caracterización de los etarras, como pelucas.