(Ampl)Enmiendas a la ponencia del congreso regional del PSC piden grupo propio en Madrid y apoyo a la autodeterminación

Actualizado 18/06/2008 21:30:24 CET

Federalismo, reforma de la Constitución y laicidad, otros asuntos abordados en las enmiendas de los socialistas catalanes

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Avanzar hacia un un modelo de Estado federal, una nueva Constitución que reconozca la "plurinacionalidad" del Estado, introducir cambios en las relaciones entre Iglesia y Estado y la interconexión de las redes de aguas son algunos de los aspectos que abordan las más de 4.800 enmiendas que han presentado las distintas agrupaciones del PSC a la ponencia que se debatirá en el próximo congreso de la formación catalana, que se celebrará a mediados de julio.

De todas las enmiendas, sólo seis hacen referencia a uno de los aspectos que más controversia despierta entre la militancia socialista: la recuperación del grupo parlamentario propio del PSC en el Congreso.

Cuatro enmiendas expresan su apoyo al grupo propio --presentadas por las agrupaciones de Girona, Reus, Olot y la del distrito barcelonés del Eixample; y por la sectorial de Educación-- mientras otras dos expresan su rechazo --presentadas por Sant Boi de Llobregat, Santa Coloma de Queralt y Tarragona--. También hay otra enmienda, presentada por la agrupación de Vilanova i la Geltrú, que expresa su apoyo al derecho de la autodeterminación en el caso "de que una mayoría de catalanes y catalanas lo decidiera".

En cuanto a las relaciones entre el Estado y las tradiciones religiosas, una enmienda pide extender la casilla del 0,7% del IRPF que, en la actualidad tiene la Iglesia Católica, al resto de "iglesias" inscritas en el registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia.

Nueve enmiendas reivindican avanzar hacia el laicismo, y otras seis defienden la laicidad, como una de la agrupación del Eixample que pide un sistema educativo "respetuoso con toda posible opción espitirual o filosófica" u otra más que pide terminar con las "exenciones y bonificaciones fiscales" que tienen la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas.

ANTE LA "DIARIA INTROMISIÓN" DE LA IGLESIA.

Una enmienda presentada por la agrupación local de Sant Boi de Llobregat destaca que, ante la "diaria intromisión de la Iglesia Católica en política y la descalificación reiterada de las leyes y proyectos sociales del Gobierno legítimo del Estado", "el PSC no puede lavarse las manos sobre éste tema".

Dicha enmienda también reclama que la Iglesia Católica se financie con "la cuota directa que les aporten sus afiliados o por los servicios que ésta les presta individualmente" y que pague "las tasas e impuestos correspondientes, terminando con la actual exención (de carácter absoluto) de que vienen gozando". Además, instan a revisar el artículo 16.3 de la Ley Fundamental.

POLÉMICA SOBRE EL GRUPO PROPIO EN LAS CORTES.

Entre las enmiendas a favor del grupo propio, la que ha presentado la agrupación de Girona, insta a hacer "reformas que sean posibles para visualizar la articulación federal" de la organización política socialista. "Por esto, es especialmente importante que los diputados y senadores del PSC en las Cortes Generales actúen con voz propia en el ejercicio de la representación que han recibido los ciudadanos de Catalunya de acuerdo con las orientaciones definidas por los órganos de dirección del partido", añaden.

"A tal efecto, tal como promueve el protocolo de constitución del PSC y mientras se decide cuál es el momento adecuado para la recuperación efectiva del grupo parlamentario en el Congreso, se acordarán con el partido federal las fórmulas políticas y parlamentarias adecuadas para cumplir esta voluntad política siempre mantenida por el socialismo catalán", precisa dicha enmienda.

Por su parte, la enmienda de la agrupación de Reus destaca que el PSC está "más cerca que nunca" de alcanzar su "vocación fundacional", de ser el "gran partido de la mayoría de los ciudadanos de Catalunya".

Constata que los socialistas catalanes tienen un "papel principal en la defensa de los intereses de Catalunya y de su autogobierno", y de ahí la importancia de tener "voz propia" en el Congreso, "de acuerdo con las orientaciones definidas por los órganos de dirección del partido".

Un mensaje similar establece la enmienda de la agrupación de la comarca de la Garrotxa y de la ciudad de Olot. Por su parte, la agrupación del distrito barcelonés del Eixample pide añadir un párrafo que, "es en base a esta visión federalista, donde el PSC tiene identidad propia en relación al PSOE, que ha llegado la hora de recuperar lo que ha es una realidad", el grupo propio en las Cortes, ya que "las razones a favor son diversas y alguna de ellas bien obvias".

Entre ellas, "el poder de hacer realidad la voluntad del federalismo" o la de "dar visualidad" a los electores la "representación y defensa de los intereses de Catalunya que, desde una visión de izquierdas", hacen sus diputados en el Congreso. Todo ello tendría "efectos, sin duda beneficiosos" para las expectativas electorales del PSC, y se haría "sin detrimento en la fraternal relación/colaboración y lealtad mutua con los compañeros del PSOE".

Por contra, una enmienda de la localidad de Sant Boi insta a "considerar como no adecuado y poco conveniente, que ahora sea el momento de volver a insistir sobre la recuperación del Grupo Socialista del PSC en el Congreso de Madrid". Otra de Tarragona y Santa Coloma de Queralt pide que los diputados del PSC en las Cortes no formen parte "del Grupo Mixto o de ningún otro enfrentado al socialista".

REFORMA CONSTITUCIONAL Y ESTADO FEDERAL.

En la ponencia oficial, el PSC reclama una reforma del Senado para consagrarla como "cámara de auténtica representación territorial", y constata que "aún queda mucho camino para recorrer en la evolución del Estado de las Autonomías en un sentido federal".

Varias enmiendas van mucho más allá. Por ejemplo, una de la agrupación de Girona, que pide "una reforma constitucional" que reconozca la "plurinacionalidad" del Estado, el uso de las lenguas cooficiales y la reforma del Senado, ya que "no avanzar hacia la España federal alimenta directamente las opciones independentistas".

Otra de Girona ve "inajornable" la reforma del Senado, para que sea una cámara "territorial federal reflejo de la realidad plurinacional" de España. Destaca que en dicho órgano los ejecutivos autonómicos requieren de "peso y presencia", con "voz" de los presidentes, y elegir los senadores en circunscripciones de ámbito autonómico y no provincial, "por elección directa" y establecido en función de la población de cada autonomía.

Mientras, las juventudes socialistas piden "una reforma constitucional" que incluya la participación de las autonomías en la elección de miembros de instituciones como el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones y "aún más medidas que podrían federalizar el actual modelo". Algo similar piden otras agrupaciones como dos situadas en L'Hospitalet de Llobregat, o la sectorial de justicia.

"INTERCONEXIÓN" DE REDES.

Dos enmiendas hacen referencia a la interconexión de las redes de aguas de Catalunya. Una de la agrupación local de Sant Joan de les Abadesses reclama medidas como "la recuperación de acuíferos, la desalinización, la recuperación y reutilización de aguas depuradas" y también "las interconexiones en alta". Todo ello con la finalidad de "garantizar el futuro del suministro de agua que Catalunya necesita".

En cambio, la agrupación de Tortosa pide que "en el caso de que sean necesarias las interconexiones entre diferentes cuencas hidrográficas, estas se tienen que justificar en base a situaciones de emergencia" y sólo pueden suministrar agua "de forma temporal hasta el cese de la situación de excepcionalidad". Además, establece que las interconexiones "tienen que prever la reversabilidad de las aportaciones".