Actualizado 29/04/2007 18:59 CET

(Ampliación).- Acebes dice que hay pruebas "de sobra" para saber que ANV es lo mismo que Batasuna

OVIEDO, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP, Angel Acebes, manifestó hoy que hay pruebas "de sobra" para saber que el partido ANV es lo mismo que Batasuna y añadió que al Gobierno le "falta voluntad política para evitar que los terroristas concurran a las elecciones".

Acebes realizó estas manifestaciones en el mitin que ofreció hoy en Villaviciosa (Asturias) junto al candidato al Gobierno del Principado del PP, Ovidio Sánchez, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo y el candidato a la alcaldía de Villaviciosa Asensio martínez.

El secretario general del PP arremetió así contra el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero de quien dijo que tenía en su mano "la ilegalización de ANV" y le acusó de "no mover ni un dedo" para que los terroristas no vuelvan a ocupar los ayuntamientos.

Acebes manifestó que si los etarras vuelven a las instituciones "cobrando el dinero de todos los españoles" España se convertirá en el único país democrático que tiene terroristas en los ayuntamientos. y criticó por ello al Gobierno central de "haber cedido al chantaje de los terroristas".

"La prueba de que el partido ANV se legalice confirma las sospechas de que el Gobierno está cumpliendo lo que en su día pacto con ETA", apuntó Acebes.

El responsable 'popular' dijo las pruebas de que ANV es lo mismo que Batasuna se puede comprobar en las notas que existen que hay relación entre los dos partidos y en que la Policía detuvo ayer en Navarra a una persona que configuró el programa de ANV y que es militante del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV).

Acebes responsabilizó a Zapatero de "mirar para otro lado mientras los etarras vuelven a las instituciones " y dijo que sólo el presidente del Gobierno es el responsable de "volver a los tiempos anteriores de la creación del Pacto por las Libertades". "zapatero tiene que ser claro y decir a todos los españoles si va aplicar el pacto contra el terror8ismo o dejar que los etarras vuelvan a la vida pública", apuntó.

Manifestó además que un informe de la Policía francesa afirma que en el año 2004 la ETA estaba "asfixiada" y que ahora "tiene oxígeno para años" y añadió que ETA "se siente muy cómoda" y que "tiene a un centenar de activistas preparados para actuar".

CORRUPCIÓN

Acebes dijo además que el PSOE de ahora le recuerda al Gobierno de Felipe González de los años 1993 y 1994 cuando existían "pagos, despilfarro y corrupción". En este sentido, criticó a la ministra de Vivienda, Maria Antonia Trujillo, a quien acusó de "viajar en su avión particular para hacer campaña electoral con el dinero de todos mientras que a los jóvenes les da unas zapatillas para buscar piso".

Aprovechó también para criticar al secretario de organización del PSOE, José Blanco, a quien acusó de haber participado en "un pelotazo urbanístico en Ibiza". "A Blanco le han pillado con las manos en la masa y ahora dice que las tiene muy limpias", apuntó, y añadió haciendo un juego de palabras con el apellido del responsable socialistas "El caso de Ibiza es Blanco y en botella".

Acebes recordó sobre este asunto que da igual que miembros el PSOE digan que la denuncia del caso de Ibiza halla sido una venganza o que sean grabaciones ilegales porque las escuchas están ahí y "están bien claras".

Recordó además a los socialistas que quisieron "hacer ruido" con las "supuestas papeletas falsas por correo en Melilla" y los tribunales han dado la razón al PP y comparó este asunto con el del Lino que también se resolvió a favor de los 'populares' en los tribunales.

INSULTOS A AZNAR

El secretario general del PP salió en defensa del ex presidente José María Aznar ante las calificaciones que ayer le dedicó el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en las que lo comparaba con Hitler y añadía que el ex presidente español "daba asco y lástima".

"No estamos dispuestos a soportar estos insultos de un personajillo como Chávez", dijo Acebes, que acusó al Gobierno de Zapatero de no realizar una respuesta institucional. "Esto demuestra que el presidente español prefiere llevarse bien con dictadores como Fidel Castro y con personajes del calibre de Chávez antes de defender a un ex presidente del Gobierno de España".