Actualizado 27/07/2007 15:31 CET

(Ampliación) Dimite el presidente del PP de Lleida, Jordi Montanya, tras la renuncia de Piqué

Reconoce que albergaba la esperanza de que "se impusiera la razón" para no prescindir de Piqué

LLEIDA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en Lleida, Jordi Montanya, comunicó hoy formalmente su dimisión del cargo al presidente del partido en Catalunya, Daniel Sirera, a consecuencia de la dimisión de Josep Piqué. En la rueda de prensa en la que anunció su dimisión, aseguró también que "de momento" no ha pensado en la posibilidad de renunciar a su escaño de diputado.

"Presento la dimisión formal como presidente del partido en Lleida. Todos conocen los acontecimientos que se han ido produciendo en estos últimos días y entiendo que por coherencia yo he de presentar la dimisión. Yo entiendo que ha habido un cambio importante en el partido en Catalunya y estoy a disposición del nuevo presidente, Daniel Sirera, y voy a facilitarle las cosas al máximo".

Montaña aseguró también sentirse arropado por todas las estructuras del partido y la inmensa mayoría de militantes de Lleida y reconocido que la dimisión de Josep Piqué y de su mano derecha, Francesc Vendrell, le cogió por sorpresa.

"Yo albergaba el convencimiento de que finalmente se acabaría imponiendo la razón y que el partido de ninguna manera prescindiría de un activo tan importante como Josep Piqué. A modo de ejemplo diré que los mejores resultados del PP en Catalunya fueron en el año 2000, cuando Josep Piqué encabezó las generales. Con un líder de la talla política intelectual y humana de Josep Piqué, que además tiene en su activo haber conseguido los mejores resultados de la historia del PP de Catalunya veía difícil pensar que se podría llegar a la situación que provocó su renuncia y la de Vendrell", dijo.

Montanya aseguró que en el tiempo en el que Piqué fue presidente contó siempre con su confianza, "lo cual es muy positivo y necesario para Lleida y yo quiero que esto siga siendo así".

El diputado del PP consideró que su renuncia al cargo en Lleida "es lo mejor para Sirera, para el partido y también es lo mejor para poder afrontar con el máximo de garantías el máximo reto que todos los militantes y simpatizantes de este partido tenemos en este momento que es hacer de Mariano Rajoy presidente del Gobierno".

"Equivocada o no, esta decisión es la que tocaba tomar. Yo siempre he defendido el derecho a equivocarme, lo he hecho muchas veces, aunque procuro equivocarme lo menos posible y tengo el convencimiento de que ahora no me equivoco", añadió.

Montanya aprovechó la rueda de prensa para agradecer "profundamente a toda la gente que ha confiado en nuestro proyecto en Lleida y en Catalunya, a la inmensa mayoría del PP de Lleida, al personal de la sede, a toda la gente que ha tenido la paciencia de aguantarme, a todo el equipo que me ha dado apoyo incondicional y al trato de los medios de comunicación de Lleida que, dentro de la lógica crítica periodística, ha estado dentro de los límites de cordialidad y respeto mutuo que es necesario siempre".