Actualizado 19/06/2008 13:47 CET

Aprobado por unanimidad el nuevo Reglamento de la Asamblea de Extremadura




   MÉRIDA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Pleno de la Asamblea de Extremadura aprobó hoy por unanimidad la propuesta del nuevo Reglamento de la Cámara autonómica, que contó para su elaboración con el consenso de los grupos Socialista y Popular, y que pretende "profesionalizar" la actividad parlamentaria.

   Según consta en la exposición de motivos de la Proposición de Ley aprobada hoy, el nuevo Reglamento tiene como objetivo fundamental propiciar "el dinamismo, la apertura y la inmediatez del trabajo parlamentario y su acercamiento al ciudadano".

   Igualmente, el Reglamento, que es fruto de la "experiencia" de los 25 años de andadura parlamentaria en Extremadura, pretende dar respuesta a los "forzosos cambios" que en este periodo se han ido sucediendo, "tratando de mejorar su sistemática, de apostar por un mayor rigor técnico jurídico, claridad expositiva e incorporando aspectos que la práctica parlamentaria ha ido evidenciando".

   De esta forma, la reforma recoge novedades que, según establece la Proposición de Ley, van a permitir "profundizar en la profesionalización de los diputados y en su carácter representativo, dando así cumplimiento al mandato que proclama el Estatuto de Autonomía y que fuerza a dar al Parlamento un mayor protagonismo social como institución que representa el pueblo extremeño".

   Las nuevas iniciativas y procedimientos, según la Proposición, surgen motivadas por la "necesidad de habilitar cauces de participación ciudadana en la actividad del parlamento", aplicando para ello las posibilidades de las nuevas tecnologías.

   PRINCIPALES NOVEDADES

   Como principales novedades respecto al anterior, según recoge Europa Press, el nuevo Reglamento establece la posibilidad de celebrar las reuniones de los órganos fuera de la Cámara con la finalidad de acercar el Parlamento a los ciudadanos; así como la posibilidad de celebrar una sesión solemne de apertura de la legislatura, a convocatoria del presidente y la unanimidad de la Mesa de la Cámara. Con ello se pretende "dar significación y trascendencia" al inicio de legislatura.

   De igual modo, se contempla pormenorizadamente la figura del diputado no adscrito, situación a la que accede el diputado al ser expulsado de su grupo parlamentario o al separarse de él voluntariamente. Supone así la pérdida de los puestos que ocupara en los órganos de la Cámara, y además se "castiga" el transfuguismo.

   Además, con el nuevo Reglamento se intenta profesionalizar la actividad parlamentaria, mediante la extensión de la dedicación exclusiva a todos aquellos diputados que así lo deseen, si bien con el consentimiento de su Grupo Parlamentario.

   También se regula cómo se ha de formalizar la adquisición de la condición de diputado y la acreditación de la citada condición mediante el carné y la medalla de diputado. Se pretende con ello que el diputado tenga un tratamiento protocolario e institucional "preferente".

   Asimismo, desaparece la obligación de que las vacantes en órganos de la Cámara sean cubiertas por diputados pertenecientes al mismo Grupo parlamentario. Se trata de posibilitar acuerdos entre las fuerzas políticas y dar flexibilidad al desarrollo de la actividad parlamentaria.

   El nuevo texto establece igualmente la posibilidad de declarar la incapacidad del presidente; así como la intervención de la Junta de Portavoces en la calificación de iniciativas; y la creación de nuevas comisiones, en concreto, de Asuntos Europeos, de Armonización y Comisiones de estudio.

   PREGUNTAS AL PRESIDENTE DE LA JUNTA

   Por otra parte, el nuevo Reglamento incorpora nuevas iniciativas como debates monográficos (debates sobre un asunto de interés general) y preguntas al Presidente de la Comunidad Autónoma, que deberá comparecer en la Cámara para responder al menos, una vez al mes.

   Todas las iniciativas legislativas habrán de someterse asimismo a un debate de totalidad, en el que se someterá a la consideración de la Cámara la iniciativa legislativa. Además, se establece la posibilidad de que puedan comparecer en el período informativo de las iniciativas legislativas los agentes sociales, las organizaciones y ciudadanos que pudiesen estar interesados en la regulación de que se trate; y se incorporan las nuevas tecnologías para agilizar los procedimientos y lograr inmediatez.

   CONSENSO DE LOS GRUPOS

   Durante una intervención hoy en la sesión plenaria, el presidente de la Asamblea, Juan Ramón Ferreira, destacó el "consenso" con el que se ha elaborado en nuevo Reglamento, que dijo "es de todos", y que a su juicio contribuirá a que los extremeños consideren la Cámara regional "como su propia casa".

   Según dijo, el nuevo texto será un instrumento "acorde con los nuevos tiempos actuales y las demandas sociales"; así como un elemento que tratará de propiciar el interés de los ciudadanos sobre los temas abordados en la cámara,  aplicando criterios como la "agilidad, inmediatez, compromiso".

  Asimismo, agradeció el "convencimiento" de los diputados sobre la necesidad de acometer la reforma, que dijo que espera que aporte "más mecanismos de control y de impulso del parlamento" y que se convierta en un "buen instrumento" para el "debate sereno" que se suscite en la Cámara.

   Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista Ignacio Sánchez Amor subrayó la "libertad" con la que los grupos políticos han trabajado en la elaboración de la propuesta de reforma a partir del texto que no logró el acuerdo final durante la anterior legislatura; y destacó que la iniciativa supondrá "un buen armazón jurídico" para el Parlamento con el que se contribuye también a la "consolidación de la democracia", dijo.

   Sánchez Amor resaltó igualmente la "madurez" alcanzada por la Asamblea de Extremadura desde su constitución hace 25 años, y recordó que el acuerdo político alcanzado para la reforma del Reglamento se enmarca dentro de los pactos sobre otras cuestiones en las que están trabajando PSOE y PP.

   Destacó el "trabajo intenso" realizado, y afirmó que "se ha mejorado sustancialmente" el texto en el que las formaciones trabajaron durante la legislatura anterior. "Es un texto para un Parlamento maduro", sentenció.

   A su vez, la portavoz del Grupo Popular, Pilar Vargas, aplaudió la "voluntad de consenso" con la que a su juicio han trabajado socialistas y populares para elaborar la reforma, y defendió que ésta pretende dar respuesta a los "cambios" experimentados por Extremadura en los últimos 25 años; así como facilitar el "rodaje" de la práctica parlamentaria.

   De igual modo, manifestó su deseo de que la citada reforma "perdure en el tiempo" y contribuya a seguir trabajando en favor de la resolución de los problemas de los ciudadanos de la región.    

   Finalmente, Vargas apostó también por que la misma "voluntad de acuerdo" que según dijo ha existido en la reforma reglamentaria continúe con el resto de pactos en los que trabajan su grupo y el PSOE.