Actualizado 30/12/2010 19:53 CET

Ares dice que la condena a cuatro guardias civiles por torturas demuestra "el buen funcionamiento del Estado de derecho"

Rodolfo Ares
EP

BILBAO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha expresado su respeto a la actuación de la Justicia y ha considerado que las condenas impuestas a cuatro guardias civiles por torturas graves y lesiones a los miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola en el año 2008, pone de manifiesto "el buen funcionamiento del Estado de Derecho, que actúa con contundencia cada vez que se acredita la comisión de delitos, sea quien sea el autor y la víctima".

Este caso, ha añadido en un comunicado el titular vasco de Interior, "demuestra que la Justicia funciona y que nadie se puede escapar de su aplicación".

En este sentido, Ares ha manifestado que el Gobierno vasco "estará siempre en frente de quienes realicen cualquier práctica que no se ajuste a la legalidad" y condenará, "con la máxima contundencia, toda actuación que vulnere el respeto a los derechos humanos de cualquier persona".

El responsable vasco de Interior ha añadido que "el combate contra el terrorismo ha de realizarse desde el respeto a la legalidad y a los derechos humanos, entre otras razones, porque ese respeto es el que marca la superioridad moral del Estado de Derecho y de los demócratas sobre los terroristas y aquéllos que les justifican y amparan".