Actualizado 27/01/2021 11:39 CET

Arrimadas cree que un gobierno liderado por Cs y con el PSC es el que más apoyos externos podría conseguir

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid. - CIUDADANOS


Quita importancia a los sondeos y anima a los catalanes a premiar en las urnas la actitud "responsable" de Ciudadanos frente a la pandemia

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pronosticado este miércoles que un gobierno liderado por su partido e integrado también por el PSC es el que más apoyos externos podría conseguir tras las próximas elecciones en Cataluña, tanto de partidos de izquierdas como de derechas.

"Creo que Ciudadanos, desde el centro, puede garantizar que tengamos apoyos desde fuera, del constitucionalismo, una alternativa al separatismo. Un gobierno liderado por Cs con el PSOE podríamos tener estabilidad, apoyos a izquierda y derecha, y daríamos cuatro años de tranquilidad y de gestión", ha dicho en declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press.

Arrimadas ha insistido en que la intención del candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, es formar un gobierno tripartito junto a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y En Comú Podem, una fórmula que, a su juicio, "va a alargar el 'procés'" independentista.

Se ha mostrado convencida de que el PSC busca ese tripartito porque ya lo hizo anteriormente en Cataluña, primero con Pasqual Maragall y luego con José Montilla, y porque pretende emular el pacto de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, que contaron con el apoyo de ERC y de EH Bildu.

MÁS VOTOS A Cs PARA QUE EL PSC NO PUEDA ELEGIR A ERC

Para evitar que el PSC "pueda elegir socios", Arrimadas ha pedido a los electores "constitucionalistas" que concentren sus votos en la formación naranja y le den la fuerza suficiente para liderar el futuro Govern.

"Eso sí que sería un cambio de verdad", ha asegurado, apostando por un ejecutivo "centrado y moderado" junto a "otra fuerza constitucionalista" como el PSC para ofrecer "modernidad y limpieza ante los casos de corrupción" y, sobre todo, "dar carpetazo al 'procés' y gestionar bien la pandemia" del coronavirus.

Además, ha prometido que ese gobierno encabezado por el candidato de Cs, Carlos Carrizosa, bajaría los impuestos, haría una auditoría para "ver dónde ha ido todo el dinero del 'procés' y dedicarlo a políticas sociales", ofrecería seguridad jurídica y pondría en marcha un plan para el retorno de las empresas que se han marchado de Cataluña.

EL PAPEL DE LOS 'COMUNES'

Sobre la posibilidad de que los 'comunes' respalden ese hipotético pacto entre Ciudadanos y el PSC, la diputada ha dicho que su partido siempre ha alcanzado acuerdos de gobierno con el PP o con el PSOE, "dentro de lo que es un espacio centrado". "Después habrá que preguntar a los (demás) partidos si prefieren que gobierne el independentismo o si prefieren un gobierno centrado y liderado por Cs con el PSC", ha añadido.

Tras afirmar que lo que le gustaría es que Cs pudiera gobernar con mayoría absoluta, ha admitido que eso no va a ocurrir y que será necesario un pacto entre distintos partidos. "Y yo, antes de que gobierne Esquerra con el PSOE, prefiero que gobernemos nosotros con el apoyo del PSOE. Me parece que es muchísimo mejor para Cataluña", ha defendido.

La también portavoz de Ciudadanos en el Congreso cree que Illa "no ha gestionado nada bien la pandemia" como ministro de Sanidad, pero ha señalado que su partido ha sido capaz de criticar la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez en su conjunto y, al mismo tiempo, pactar con él una serie de medidas para aliviar el impacto de la crisis sanitaria, económica y social.

ENCUESTAS

Respecto a las encuestas, que apuntan a que la formación naranja perderá más de la mitad de los escaños que obtuvo en 2017, cuando ganó las elecciones en Cataluña con 36 diputados, ha recordado que antes de los anteriores comicios los sondeos se equivocaron al decir que la victoria sería para ERC y que Cs empataría con el PSC.

"El futuro de nuestra tierra no está escrito", ha destacado. Así, ha animado a los electores a "premiar" en las urnas a los partidos que durante la pandemia han sido "responsables" y han "pensado en salvar vidas" más que en sumar votos --como cree que ha hecho Ciudadanos-- y a evitar que salgan ganando los "irresponsables", entre los que incluye a los partidos de la Generalitat y a los del Ejecutivo central.

En este contexto, Arrimadas ha pedido a todos los catalanes que tengan "muchísima precaución" para evitar contagios cuando acudan a votar el 14 de febrero y ha indicado que en la campaña de Cs no se celebrarán mítines con mucha gente, para no poner poner en riesgo la salud de nadie.

Asimismo, ha abogado por aprovechar que ahora los votantes independentistas están "desmovilizados y divididos" para intentar conseguir una mayoría "constitucionalista" que gobierne "para todos los catalanes".

Desde su punto de vista, la semilla se sembró en 2017, con la victoria electoral de Ciudadanos y la multitudinaria manifestación antinacionalista en Barcelona, que mostraron que "el independentismo jamás ha sido mayoritario" en la sociedad catalana.

POR QUÉ NO INTENTÓ LA INVESTIDURA EN 2017

A la pregunta de por qué ella, como candidata a la Generalitat y ganadora de los comicios de hace tres años, no intentó ser investida presidenta en el Parlament, Arrimadas ha respondido que eso no fue posible porque ya había un candidato que contaba con una mayoría parlamentaria suficiente, formada por partidos que no habían ganado las elecciones, y ha recordado que esto mismo le ocurrió antes a Artur Mas, de Convergència.

"Yo cometo errores cada día, pero si la mayor crítica que me pueden hacer en los años que llevo en política es que no hice algo que no ha hecho nadie, la verdad es que estoy tranquila", ha manifestado.