La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pide abrir los archivos parroquiales y de la Benemérita

Actualizado 06/09/2008 18:30:13 CET

ZARAGOZA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El aragonés Santiago Macías, uno de los fundadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), exigió la apertura de los archivos de las parroquias aragonesas y de la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma.

En declaraciones a Europa Press, Macías se refirió a la intención del magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de investigar los asesinatos de ciudadanos republicanos perpetrados durante la sublevación militar de 1936 y la posterior Guerra Civil española.

"La Iglesia debe dar ejemplo", dijo Macías, quien añadió que "no sólo se tiene que ocupar de mantener las lápidas que tiene en sus paredes, sino de las víctimas del otro bando". Santiago Macías indicó que es preciso que los investigadores y, en este caso, el Poder Judicial puedan acceder a los registros de los cementerios parroquiales de la época.

El dirigente de la Asociación exigió dar a conocer los "archivos de la Guardia Civil que no se conocen" y los del Gobierno militar de Aragón en la época de la guerra civil, donde también hay datos, ya que la asociación tiene constancia de los permisos de autoridades militares, a lo largo del siglo XX, para que viudas de asesinados pudieran buscar sus restos en lugares concretos, lo que demuestra que conocían el emplazamiento de algunas fosas.

Santiago Macías afirmó que "la Guardia Civil llevaba un control férreo de todos los ciudadanos en sus respectivos municipios" y "esa documentación podría servirnos de mucho".

Macías dijo que el profesor de la Universidad de Zaragoza Julián Casanova ha investigado en profundidad, "pueblo a pueblo", la existencia de las fosas comunes de la guerra civil y ha volcado numerosos datos en su libro 'El pasado oculto', en el que participan varios investigadores.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha abierto fosas comunes de la Guerra Civil en las localidades zaragozanas de Illueca, Arándiga y Maluenda y en breve tiene previsto hacerlo en la comarca de Comunidad de Calatayud.