Atentado.- Balza afirma que la bomba era potente y se investiga la estructura de ETA en el linde de Vizcaya con Gipuzcoa

Actualizado 19/05/2008 15:07:48 CET

Asegura que "debido a la red en la que está instalada", la capacidad de la banda "no se puede poner en duda"

BILBAO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero vasco de Interior, Javier Balza, aseguró hoy que la bomba utilizada para atentar contra el Club Náutico del Abra, en Getxo (Vizcaya) era "muy potente", ya que constaba de 60 kilos de explosivo y aseguró que tanto la Ertzaintza como otros Cuerpos de las Fuerzas de Seguridad investigan la estructura de ETA en el linde de Bizkaia con Guipuzcoa.

Según el responsable de Interior del Ejecutivo autónomo, "debido a la red en la que está instalada" --liberados apoyados en legales-- la capacidad de la banda "no se puede poner en duda" y se hace más difícil la detención de sus miembros.

Durante su visita al Club Náutico de Getxo, Balza animó a que se oiga "un clamor de rechazo" para que los terroristas y quienes "con su silencio" les apoyan o dan amparo "sientan la más absoluta repugnancia de esta sociedad".

Además, reafirmó el compromiso de la Ertzaintza en la detención de "los terroristas que están haciendo sufrir a este pueblo de una forma tan reiterada". Según precisó, todos los mandos policiales mantienen en los últimos días "reuniones intensas" en coordinación con el Ministerio del Interior, por lo que dijo no tener duda de que "la detención se va a realizar".

"Tenemos que resaltar el compromiso más absoluto, por parte del conjunto de la Ertzaintza, porque son conscientes que es un reto que tenemos que resolver y que, el compromiso es absoluto para proseguir la investigación, detención y puesta a disposición judicial de esos terroristas", advirtió.

60 KILOS

Según las primeras estimaciones de los técnicos, el artefacto que contenía la furgoneta se eleva a 60 kilos de explosivo, "lo que es una bomba muy potente". Además, ésta se encontraba "direccionada" hacia el edificio y con una composición similar a otra abandonada por activistas en Berango, el pasado 31 de enero. "Están determinando el continente con los restos encontrados, pero, desde luego, la bomba es muy potente", manifestó.

También aludió a la infraestructura de los activistas y aseguró que, cuando se consigue obtener información en Francia y atajar "el intentar dar el paso a afincarse en Euskadi o en otra parte del territorio", la actuación resulta "muy efectiva" y se consiguen detenciones "prontas en el tiempo".

Sin embargo, cuando ocurre, como en este caso, que ya existe "una red de legales que le dan cobertura", las labores de rastreo y detención son más costosas. "En estos casos estamos trabajando con la hipótesis de un número de liberados, no muy grandes, pero sí con una red de legales bastante potente que le está dando cobertura a sus actuaciones y, evidentemente eso cuesta desmontarlo", dijo.

Además, agregó que cuando se habla de los terroristas no se atribuyen las actuaciones a comandos determinados "proque el liberado es intercambiable, con una cierta movilidad y lo que permanece es la estructura". "Hay una estructura que se sitúa en Vizcaya, linde con Guipuzcoa, que es lo que se está tratando de investigar", indico.

Balza advirtió de que la "capacidad" de la banda, que fabrica sus propios explosivos, "una vez instalada en una red así, no hay que ponerla en duda". "Lo que sí podemos es garantizar el compromiso del conjunto de las fuerzas de seguridad por resolver esta situación", concluyó.