AV.- Rubalcaba asegura que un secuestro por parte de ETA sería lo más "compatible" con el debate interno de la banda

Actualizado 29/12/2009 10:41:04 CET

Asegura que no es "una ocurrencia de una tarde" y su objetivo al alertar sobre ello es garantizar la seguridad

BILBAO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, José Antonio Rubalcaba, insistió hoy en su hipótesis de que ETA podría pensar en un secuestro como forma de demostrar "que está viva" mediante algo "llamativo" y que sea "compatible" con el debate interno de la banda. Además, aseguró que que no se trata de "una ocurrencia de una tarde" y su objetivo, al alertar sobre ello, es garantizar la seguridad.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Rubalcaba manifestó que en la Junta de seguridad del País Vasco de ayer se analizó la situación por la que atraviesa ETA en estos momentos y se evaluó el riesgo.

En este sentido, recordó que ETA "atraviesa por una situación de debilidad, esta acosada policial y judicialmente, aislada socialmente, nota la presión internacional, sobre todo en Francia, y tiene una división interna muy conocida".

Por ello, señaló que, "en estas circunstancias es muy fácil prever que ETA esté pensando en salir a la calle a hacer algo, a demostrar que está viva, que existe". "Y lo necesita, porque lo necesita su militancia y los sectores más radicales de los presos", añadió.

Rubalcaba señaló que, de esta forma, intentará hacer "algo llamativo" aprovechando la presidencia española en la UE "y que sea compatible con la situación de debate interno en el que se discute sobre el papel de la lucha armada en la estrategia de ETA".

"En estas circunstancias es bastante fácil de entender que uno de los atentados que podría cumplir todos estos requisitos: demostrar que existe, que puede hacer una cosa importante y, al mismo tiempo, respetar ese debate interno, y no incomodarlo excesivamente, sería un secuestro", apuntó.

"ANALISIS RAZONABLE"

A su juicio, se trata de "un análisis razonable" y consideró necesario advertir a la gente porque, tras cuatro meses sin atentados, "todo el mundo tiende a bajar la guardia". "Hay que poner a las FSE en esa hipótesis y a los ciudadanos que, presumiblemente, podrían ser objeto de ese secuestro, en esa hipótesis", apuntó.

El ministro de Interior afirmó que ésta no es "una ocurrencia de una tarde", que se ha "pensado bien" y les ha parecido "oportuno alertar sobre ello". En esta línea, aseveró que no hay más objetivo en su advertencia que garantizar la seguridad.

(Habrá ampliación)