AV.Camacho dice que hasta que ETA no abandone la violencia los únicos pasos del Gobierno son para detener a sus miembros

Actualizado 01/09/2011 12:04:11 CET
Antonio Camacho en el Congreso
EUROPA PRESS

BILBAO, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Antonio Camacho, ha insistido en que, mientras ETA no renuncie definitivamente a la violencia, "los únicos pasos que debe, quiere y puede dar el Gobierno son detrás de los terroristas" para detenerlos. En esta línea, ha afirmado que no se puede "trabajar como si la banda hubiera abandonado definitiva e irreversiblemente las armas y fuera necesario verificarlo internacionalmente".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, ha indicado que "es el momento" de que ETA "decida asumir, de una vez por todas, que la violencia no tiene sentido y declare el abandono definitivo e irreversible de las armas".

En este sentido, ha recordado que la banda "ha declarado un alto el fuego, pero no ha renunciado a la violencia" y, por lo tanto, "no se trata de que la pelota esté del lado del gobierno, sino que la pelota está del lado de la banda".

El ministro ha defendido que, "mientras ésta sea la situación, los únicos pasos que debe, quiere y puede dar el gobierno son pasos detrás de los terroristas a efectos de detenerlos y ponerlos a disposición judicial".

Asimismo, ha recordado que, en "la larga y desgraciada historia de la banda, ha habido otras declaraciones de alto el fuego que han sido rotas", lo que supone que la actual "no implique ningún tipo de parón en la actividad policial" que se evidencia con las detenciones que se registran.

"Debemos trabajar a efectos de garantizar que, si en algún momento la banda decide como ha hecho en otras ocasiones poner fin a este alto el fuego, nuestra situación sea mejor" que cuando empezó el alto el fuego.

En relación a las peticiones de que se acepte una comisión internacional de verificación de alto el fuego, ha advertido de que, en el actual momento, "no podemos trabajar como si la banda hubiera abandonado definitiva e irreversiblemente las armas y fuera necesario verificarlo internacionalmente".

"Estamos ante una situación de alto el fuego y, ante esa situación, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se bastan y se sobran para acreditar si existe o no ese alto el fuego", ha añadido.

(Habrá ampliación)