Actualizado 03/05/2007 20:56 CET

Aznar, convencido de que "la ley contra el vino" volverá, pide libertad y que el Gobierno no diga lo que hay que hacer

VALLADOLID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de honor del PP, José María Aznar, mostró hoy su más firme convencimiento de que el anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo de Alcohol, que fue retirado por el Gobierno central y al que se refirió como "ley contra el vino", volverá y, tras defender el consumo moderado de este producto, reclamó al Ejecutivo más libertad y que no se meta en lo que hacen los ciudadanos.

De este modo se pronunció José María Aznar tras recibir hoy en Valladolid la medalla de honor de la Academia del Vino de Castilla y León. Tras definirse como un firme defensor de la libertad y del vino, Aznar insistió en la necesidad de que los ciudadanos puedan tomar sus propias decisiones y criticó el hecho de que España haya vuelto a una etapa en la que "desgraciadamente sobran otra vez particularismos, sobran otra vez localismos, sobran otra vez visiones en corto plazo y sobran otra vez miopías históricas".

"A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, debe usted evitar esto y además a usted le prohíbo beber vino", continuó Aznar, que justificó su argumentación pidiendo que se deje a los ciudadanos tranquilos para que decidan por sí mismos, "que en eso consiste la libertad y en eso consiste la responsabilidad individual".

Tras insistir en que como ciudadano se sabe guardar mucho mejor de lo que algunos le quieren guardar, el presidente de honor del PP rechazó también el mensaje de algunos letreros colocados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en las autopistas en los que se recuerda a los conductores 'No podemos conducir por tí'. "Yo siempre pienso, ¿y quién te ha dicho a tí que quiero que conduzcas por mí?", ironizó Aznar, que insistió en su convencimiento de que como ciudadano sabe cuántas copas de vino puede beber sin poner en riesgo a los demás.

"Yo hablo esta tarde en favor del vino", continuó el presidente de honor del Partido Popular que, parafraseando a Miguel de Cervantes, recordó que el consumo moderado de vino "ayuda a guardar secretos y a mantener compromisos y promesas". Aznar, que se mostró partidario de formular un discurso breve para "no caer en la tentación política" ya que "estoy muy bien como estoy", defendió la importancia del sector del vino, al que se refirió como "un patrimonio de orgullo para todos los españoles" y del que destacó su especial cuidado por la calidad del producto.

José María Aznar, que también aprovechó la ocasión para mostrar su satisfacción por la oportunidad de haber vuelto a Valladolid, una ciudad a la que se refirió como su tierra y como su casa, alabó el cambio experimentado por el sector vitivinícola castellanoleonesas en los últimos 20 años, cuando "las bodegas de Castilla y León eran muy poca cosa, a parte de algunas muy prestigiosas".

En este sentido, recordó tu etapa como presidente de la Junta de Castilla y León, cuando intentó iniciar una nueva etapa de impulso y crecimiento en el sector vitivinícola de la Región. Según confesó, cuando viene ahora a esta Comunidad le gusta pasar de modo silencioso por los pueblos castellanoleoneses para ver la transformación de esta tierra y el "impresionante" cambio de este sector.

DENFENSA Y PROMOCIÓN DE LOS VINOS DE CYL

Aznar, que se refirió en varias ocasiones a los numerosos viajes que realiza por todo el mundo, mostró también su orgullo tras haber podido constatar que en muchas ciudades de todo el mundo hay vinos españoles y de Castilla y León, de los que, según aseguró, presume y a los que defiende y promociona.

Antes de recibir la medalla de honor de la Academia del Vino de Castilla y León, galardón que compartió con bodegueros como David Álvarez, de Vega Sicilia; Benjamín Pérez Pascuas, de Bodegas Pérez Pascuas; Alejandro Fernández, de Pesquera, o Eduardo Santos, de Bodegas Museum, el presidente de honor del PP participó en una cata de vinos en la que tuvo la oportunidad de conocer las características de nueve caldos de diferentes denominaciones de origen.

En concreto, Aznar, que estuvo acompañado en esta cata por el vicepresidente segundo del Senado, Juan José Lucas, y por el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, entre otras personalidades, probó los siguientes vinos: Gran Tabula cosecha 2003, Pesquera-Milenium Reserva 2002 y Viñapedrosa Gran Reserva 2001, de la D.O. Ribera del Duero; Viña Concejo añada 2004, Viña Rufina Gran Reserva 1998 y Museum Real cosecha 2002, de la D.O. Cigales; Pintia cosecha 2004, de la D.O. Toro; Pago de Cirsus cosecha 2003, de Navarra; Heras Cordon reserva 2001, de la D.O: Rioja, y El Vínculo reserva 2002 de la D.O. Castilla-La Mancha.

Asimismo, José María Aznar fue obsequiado con un Magnum especial del año 1996, fecha en la que tomó posesión como presidente del Gobierno de la nación.

En este acto de reconocimiento también se condecoró al cocinero de Los Zagales de la Abadía Antonio González y a Iñaki Núñez y Rubén Alonso, el productor y el director de cine, respectivamente, que se encargarán de rodar una película en Valladolid que recogerá cuatro historias para promocionar por todo el mundo los vinos de las cuatro denominaciones de origen que riegan la provincia vallisoletana: Ribera del Duero, Rueda, Cigales y Toro. Pos su parte, Aznar impuso otra medalla de honor a los bodegueros Ángel García, Antonio Concejo, José Luis Heras Cordón y Gabriel Beitia.

Por otro lado, José María Aznar inició su estancia hoy en Valladolid con una visita a las instalaciones de Bodegas Museum, del Grupo Barón de Ley, en la localidad de Cigales donde plasmó su rúbrica en una de las 11.000 barricas de roble americano y francés que alberga la bodega.

Tras recorrer todas las naves del complejo, desde la zona donde están ubicadas las mesas de selección de uva a las naves de crianza y embotellado, donde se colocan a mano las etiquetas metálicas del tinto reserva Museum Real, Aznar firmó en el libro de honor de esta bodega donde plasmó el siguiente texto: "Con mi más cordial felicitación por esta magnífica iniciativa y mis mejores deseos de éxito. Muy cordialmente".

Bodegas Museum comenzó su andadura en la D.O. Cigales hace tres años, tras una inversión superior a los 18 millones de euros para la construcción de estas instalaciones. Museum cuenta en la actualidad con 130 hectáreas de viñedo propio y otras 400 hectáreas de viñedo viejo cuya producción es contratada a los agricultores de la zona y controlada por técnicos de la bodega.

La producción de Bodegas Museum está cifrada en dos millones de botella, aunque sólo se elaboran tintos crianzas y reservas, que comercializa bajo sus marcas Museum Crianza y Museum Real. Según los datos aportados por la bodega, el 70 por ciento de la producción se exporta a países de todo el mundo y el otro 30 por ciento se destina al mercado nacional.