Publicado 26/10/2021 15:40CET

Belarra celebra que el proyecto de Ley de Vivienda, que pone coto a la especulación", se apruebe por vía de urgencia

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, participa en una mesa redonda de  'Diálogos sobre el futuro: la Desigualdad y la Pobreza' en el Palacio del Condestable de Pamplona, a 21 de octubre de 2021, en Pamplona, Navarra, (España).
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, participa en una mesa redonda de 'Diálogos sobre el futuro: la Desigualdad y la Pobreza' en el Palacio del Condestable de Pamplona, a 21 de octubre de 2021, en Pamplona, Navarra, (España). - Eduardo Sanz - Europa Press

Destaca que la regulación del alquiler era una medida imprescindible ante la "emergencia habitacional"

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha destacado que el anteproyecto de Ley de Vivienda pone "coto a la especulación" y ha sido aprobada por el procedimiento de urgencia, lo que facilita que llegue cuanto antes al Congreso.

Así lo ha trasladado Belarra en un vídeo difundido en redes sociales sobre la decisión del Consejo de Ministros de validar esta normativa, fruto del trabajo conjunto de su departamento y el Ministerio de Transportes.

La aprobación por la vía de urgencia del anteproyecto permite reducir a la mitad los trámites para que la normativa entre en el Congreso (lo que comporta por ejemplo que la consulta pública dure 15 días), según han explicado fuentes de Unidas Podemos. Esto significa que previsiblemente llegue a la Cámara Baja en el plazo aproximado de un mes.

Sobre el contenido de la ley, Belarra ha dicho que es la primera norma estatal sobre este campo de la democracia y está "orgullosa" de contribuir a implantar un "cambio absoluto de paradigma", que permitirá avanzar en fomentar el derecho a la vivienda y "poner coto a la especulación, una de las grandes lacras del país".

También ha resaltado que esta norma responde a la "emergencia habitacional" que vive España y que, por ejemplo, se visualiza ante el dato de que tres millones de españoles dediquen más del 30% de sus ingresos a pagar sus rentas, algo que es "absolutamente insostenible".

Por este motivo, ha indicado que una de las medidas principales que se incorporan es precisamente dar la posibilidad a las comunidades autónomas para que regulen precios del alquiler en zonas tensionadas de mercado, en base a índices de referencia.

Una prerrogativa que es "imprescindible" porque protege al arrendatario, la "clave" de la ecuación, pero también a los pequeños propietarios, a los que se les ofrece incentivos fiscales. Y sobre todo pauta la "corresponsabilidad" de los grandes propietarios para que "arrimen el hombro" a quienes hacen negocio con la vivienda, de cara a poder tener más vivienda social.

Otro aspecto destacado que ha citado Belarra es la necesidad de tener un parque público de vivienda a la "altura" de otros países comunitarios, donde entra en juego la reserva del 30% de las nuevas promociones para vivienda protegida y la mitad de esta proporción se dedicará a alquiler social.

La ministra ha loado, además, el sistema de protección ante los desahucios que incorpora la normativa y que hasta ahora no tenía precedentes, pues se obliga a los juzgados a solicitar un informe de vulnerabilidad de los afectados con vistas a que las autonomías tengan listas la alternativa habitacional en forma de vivienda.

También ha dicho que esta normativa "no puede esperar" y el país necesita que esté "lista lo antes posible". De ahí que se apruebe por procedimiento de urgencia para que llegue cuanto antes al Congreso. Finalmente, ha mostrado su deseo de que la nueva Ley de Vivienda sea aprobada definitivamente en las Cortes Generales.

UNIDAS PODEMOS QUIERE LLEVAR MÁS LEJOS LA LEY

Hoy el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha dejado abierta la posibilidad de presentar enmiendas a esta ley, en conversación con los colectivos sociales, dado que todas las normativas son mejorables.

Además, el dirigente de En Comú Podem, Gerardo Pisarello, ha señalado que buscarán alianzas con otros grupos para evitar que la tramitación no se dilate y que las "conquistas" que incluye la futura normativa no se rebajen durante la tramitación parlamentaria.

Para acelerar la tramitación, el Congreso debería acordar otro procedimiento de urgencia, algo que en el espacio confederal son partidarios.

Para leer más