Bernard Weber, impulsor del proyecto de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo, llega a Madrid para presentar esta iniciativa

Actualizado 05/06/2007 21:27:15 CET
Actualizado 05/06/2007 21:27:15 CET

Bernard Weber, impulsor del proyecto de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo, llega a Madrid para presentar esta iniciativa

El millonario suizo sale al paso de las críticas que califican el proyecto de "comercial y anticientífico"

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cineasta, conservador de museos y aviador suizo Bernard Weber, impulsor del proyecto para la declaración de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo, ha llegado a Madrid para presentar esta iniciativa cuyo punto culminante tendrá lugar el próximo 7 de julio en el transcurso de una ceremonia que se celebrará en el Estadio de la Luz de Lisboa en donde se darán a conocer los monumentos más votados por teléfono, SMS e Internet.

Weber, acompañado por Jean Paul de la Fuente (director de Desarrollo del proyecto), Iago Liñares (director de la empresa Realizar, responsable de la organización del espectáculo de Lisboa) y el bailarín Joaquín Cortés (artista participante en la ceremonia de Lisboa), aportó algo de luz a un mes de desvelar los nombres de los siete monumentos elegidos.

En 1999, Weber comenzó con la preparación de esta iniciativa privada y desde el año 2000, este proyecto se está haciendo realidad gracias al crecimiento del "World Wide Web" y la creación de dos fundaciones, la NewOpenWorld y la New7Wonders Foundation. El millonario suizo salió al paso de las críticas procedentes de las autoridades egipcias que han calificado la iniciativa de "comercial y anticientífica" y señaló que, desde su origen , el proyecto "jamás nació con fines comerciales" porque ha tenido detrás el respaldo de las citadas fundaciones.

"Si finalmente se convierte en un proyecto comercial deberíamos estar orgullosos de ello porque los beneficios irían destinados a la conservación de otros monumentos", agregó recordando que el 50 por ciento de lo recaudado irá destinado a la reconstrucción de la Estatua Gigante del Buda de Bamiyan (Afganistán) y el resto se invertirá en otros proyectos como las 7 maravillas de la Naturaleza.

En este sentido, indicó también que las votaciones no se están haciendo con un criterio exclusivamente artístico sino también "simbólico e histórico" y que, en cualquier caso, se trata de una "votación popular no científica".

Es precisamente con esta concepción con la que Bernard Weber declaró haber iniciado el proyecto: "Buscaba un elemento determinante fácilmente comprensible para la mayoría de la gente del planeta. De hecho es una votación en la que pueden participar incluso los niños y eso es bueno porque ellos no tienen desarrollado un sentimiento patriótico y eligen lo que de verdad les gusta", explicó. "Lo que deseo es implicar a los ciudadanos en la cultura, un valor muy subestimado en la actual sociedad consumista", añadió.

MÁS DE 50 MILLONES DE VOTOS

Hasta ahora, se han recibido más de 50 millones de votos y se espera que a lo largo del mes que queda para desvelar la incógnita se lleguen a los 100 millones. Las votaciones se cerrarán el mismo 7 de julio a las siete de la mañana.

El espectáculo diseñado en el Estadio de la Luz de Lisboa tendrá como una de las estrellas que actuarán de maestro de ceremonias al actor Ben Kingsley. El dúo que interpretarán José Carreras y Dulce Pontes o la presencia del futbolista Ronaldo, el astronauta Neil Armstrong, el bailarín Joaquín Cortés o la cantante Chaka Khan son algunas de las novedades que avanzó Weber. "Todos ellos son personas que han contribuido a una globalización más positiva. Este evento supondrá la primera memoria global de nuestra Historia", dijo.

Entre las 21 candidaturas figuran monumentos muy diversos. Desde la Acrópolis de Atenas, Chichen Itzá (México), las estatuas de la Isla de Pascua (Chile), la Gran Muralla china o Petra (Jordania) pasando por la Estatua de la Libertad, la Torre Eiffel, Angkor (Camboya), el Teatro de la Ópera de Sydney (Australia), Santa Sofía (Turquía), Machu Pichu (Perú) o La Alhambra de Granada.

Respecto a este complejo monumental español, Weber resaltó el hecho de que se trata del único monumento de los 21 preseleccionados "que no refleja la cultura española pero sí su Historia". "Su punto débil es que resulta más bella por dentro que por fuera y lo mismo le ocurre a Santa Sofía (Turquía)", indicó. Aunque los organizadores no quisieron desvelar muchos detalles sobre las votaciones aseguraron que en el caso de La Alhambra "aún hay trabajo por hacer" para que mejore su situación respecto a otros monumentos.