9 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 13:56:57 +00:00 CET

Blanco responde a Urkullu que "nadie mas que ETA chantajea" a los vascos y lo que hace el Gobierno es "dialogar"

Se felicita de que ETA está "socialmente cada vez más sola" y el Estado de Derecho cuenta con "más fortaleza" para acabar con ella

SAN SEBASTIAN, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de organización del PSOE, José Blanco, afirmó hoy que "nadie chantajea a la sociedad vasca mas que la banda terrorista ETA", y el Gobierno del PSOE "lo único que hace es dialogar, acordar y buscar puntos de encuentro para generar espacios de convivencia", en respuesta a las declaraciones realizadas ayer por el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, que acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de recurrir "al chantaje" para impedir la consulta.

En una rueda de prensa en San Sebastián en la que estuvo acompañado por el secretario general del PSE de Gipuzkoa, Iñaki Arriola, Blanco manifestó su "desazón" ante las declaraciones de Urkullu y aseguró no entender porque al PNV y al Gobierno vasco "les molesta que se les recuerde que la Ley hay que aplicarla y aceptarla en un Estado de Derecho". "No entiendo por quÉ les inquieta que les digamos que la Ley tienen que cumplirla todos", reiteró.

En este sentido, afirmó que el PSOE está "en la mejor disposición para dialogar y acordar" pero "hay unas reglas del juego que siempre se deben respetar" y emplazó al PNV y al Gobierno vasco a que "no oculten una estrategia electoral que sólo busca presentarse ante la sociedad vasca como víctimas de una agresión que no existe" porque ya eso "no cuela".

"Los vascos saben que lo útil para este país es la convivencia, el acuerdo y el diálogo" y "lo inútil es buscar la confrontación por la confrontación" con el único objetivo de "perpetuarse en el poder", afirmó. A preguntas de los periodistas sobre las acusaciones de "autoritarismo" del portavoz parlamentario del PNV, Josu Erkoreka, a Rodríguez Zapatero, en materia de transferencia de competencias al Gobierno vasco, Blanco señaló que el Gobierno está "dispuesto a dialogar y acordar", pero "plantearse iniciativas que desbordan el actual marco estatutario" y a la vez "reclamar que se llene de contenido el Estatuto", son cosas "contradictorias".

A su juicio, ello demuestra "la diversidad de opiniones que hay en el PNV" que "no sabe cual es la ruta por la que debe transitar". En este sentido, manifestó la voluntad de su partido por "profundizar en el autogobierno" pero "cumpliendo con la Ley, con las previsiones del actual Estatuto o de uno modificado de acuerdo con la Ley".

"Lo único que queremos es que el PNV se aclare", y una vez que sea así, afirmó que el PSOE no tendrá "ningún inconveniente en compartir el tránsito, siempre y cuando se haga con las reglas del juego". Cuestionado sobre por qué ese traspaso no se realizó en la anterior legislatura, Blanco criticó que el lehendakari entonces tenía como "prioridad" el Plan Ibarretxe y no realizó "ningún planteamiento de acuerdo y diálogo para desarrollar el Estatuto".

De esta manera, consideró que "no se puede permanentemente apelar a lo vasco y ni siquiera ser capaces de entenderse entre las fuerzas políticas vascas" y censuró que el Ejecutivo vasco "desprecia a esa parte de la sociedad que tanto dice amar" al "no ser capaz de establecer un clima de entendimiento y acuerdo entre las fuerzas vascas y el Parlamento vasco".

ETA

Por otro lado, a preguntas de los periodistas sobre la actual situación de ETA, Blanco recordó que la cúpula de la banda terrorista "hoy está detenida" y "cada vez hay más miembros de ETA en la cárcel" lo cual "es motivo de satisfacción para todos los demócratas". Asimismo, aseveró que el Estado de Derecho "cada vez demuestra más fortaleza para acabar con ETA" que "socialmente está cada vez más sola" y, en consecuencia, "tiene menos posibilidades".

Finalmente, cuestionado sobre el hecho de que en San Sebastián haya una calle dedicada al miembro de ETA, Mikel Gardoki, Blanco aseguró "desconocer" este hecho, no obstante, señaló que no le gusta que "haya calles dedicadas a personas que pertenecieron o pertenecen a la banda terrorista ETA en ningún sitio".