Caballero dice que la Ley de Igualdad andaluza se sitúa por debajo de la Ley estatal y del nuevo Estatuto

Actualizado 10/09/2007 20:28:52 CET

Destaca la necesidad de plantear actuaciones "más concretas y efectivas" para una "verdadera lucha" contra la desigualdad de género

SEVILLA, 10 Sep. (EUROPA PRESSS) -

La portavoz del grupo parlamentario de IULV-CA, Concha Caballero, presentó hoy cuatro enmiendas básicas que la formación llevará al debate parlamentario sobre el proyecto de Ley de Igualdad, ya que tras un análisis comparativo de la normativa estatal con la andaluza, asegura que el texto autonómico "adolece de medidas efectivas y no sólo se limita a copiar en buena parte la norma estatal, sino que incluso en algunos aspectos se queda por debajo de ella".

Como ejemplo, la portavoz citó los planes de igualdad para las empresas que en el caso del texto andaluz "aparecen mucho más desdibujados, o cuando se habla de la representación paritaria en órganos del Gobierno autonómico, pero se excluye de este cómputo para la igualdad a aquellas personas que forman parte en función del cargo específico que desempeñan".

Además, en cuanto a las cláusulas sociales sobre los sistemas de contratación o garantías de acceso al empleo, la normativa andaluza "se queda por debajo de lo establecido en el nuevo Estatuto de autonomía", subrayó Caballero en un comunicado.

Por ello, en opinión de la portavoz, este proyecto "no es más que una de esas leyes 'manifiesto' contra las que ya ha advertido el Defensor del Pueblo Andaluz. Se trata de una declaración de buenas intenciones que carece de contenido legislativo".

MAYOR CONCRECIÓN DE LA LEY.

Entre las propuestas que el Grupo de IULV-CA aportará al debate parlamentario, Caballero destacó las que se refieren "a una mayor concreción de la ley, y a dotarla de mecanismos efectivos para garantizar la igualdad entre géneros".

En primer lugar, la formación apostará por la puesta en marcha de un servicio de inspección laboral dedicado específicamente "a la lucha contra la desigualdad, tanto en el acceso al empleo, como a la promoción y la equiparación de salarios".

Respecto de la contratación y el desarrollo de entrevistas de trabajo, la portavoz exige "que se prohíban interrogatorios sobre el futuro personal de la mujer que no se efectúan a los hombres y que suelen referirse a si la mujer tiene pareja o hijos o piensa en tenerlos". Además, consideró "imprescindible" el desarrollo de un protocolo especializado en el seguimiento de despidos encubiertos por maternidad.

En base a datos aportados por los sindicatos, Caballero aseguró que "en el plazo de un año, desde que el embarazo es visible y hasta el parto, un 60 por ciento de las mujeres que trabajan en la empresa privada son despedidas en la práctica a través de diversas fórmulas como necesidades de la producción o la no renovación del contrato".

También como medida "efectiva" a incluir en el texto, IULV-CA exigió acciones "sancionadoras como complemento a los incentivos que se plantean en la ley". Si este texto "no castiga las infracciones" apuntó Caballero, "no conseguiremos que sea eficaz". Así, "es preciso que, por ejemplo, aquellas empresas incumplidoras con la ley de igualdad no puedan acceder a la contratación pública o a subvenciones".

Asimismo, la portavoz solicitó que el texto incluya un "tratamiento específico para familias monoparentales que, en un 95 por ciento de los casos, se corresponden con mujeres que crían a sus hijos en solitario". A su juicio, las ayudas que se otorgan a estos núcleos familiares, que suman doscientos cincuenta mil en nuestra comunidad autónoma, "deberían equipararse a las que se conceden a familias numerosas".

Por último y también en relación con el aspecto económico, desde IULV-CA se apostó por la creación de un fondo de pensiones impagadas "puesto que las cifras del propio IAM apuntan a que el 60 por ciento de las pensiones, alimenticias y compensatorias, no se abona y que un 20 por ciento se paga de forma irregular".

En este sentido, Caballero presentará una enmienda para que sea la Junta de Andalucía la que facilite el dinero, "bien a través de un acuerdo con el acreedor, bien mediante cualquier otra fórmula, en función de los ingresos que se vayan detectando".