Calvo acusa a PP y C's de tener un problema con la Constitución por cuestionar la legitimidad del Gobierno Sánchez

Comisión para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupc
Marta Fernández Jara - Europa Press
Publicado 30/10/2018 17:18:54CET

La vicepresidenta desvela que fue el propio Pedro Sánchez el que exigió la dimisión a los ministros Huerta y Montón

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha acusado este martes a PP y Ciudadanos de situarse "fuera de la Constitución" y de tener "un problema de constitucionalismo" por denunciar que al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no le han elegido los españoles.

"Son (ustedes) verdaderos temerarios políticos", ha espetado Calvo a los portavoces del PP y Ciudadanos en la Comisión de calidad democrática, lucha contra la corrupción y reformas institucionales y legales, Beatriz Escudero y Toni Cantó, respectivamente.

Calvo comparecía, a petición del Grupo Popular, para dar cuenta de las iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para regenerar la vida democrática española y "rearmar moralmente al Estado social y democrático de Derecho", tal y como se comprometió a hacer el líder socialista en el debate de la moción de censura que le llevó a La Moncloa.

Pero, más allá de las medidas que ha desgranado la vicepresidenta en su intervención inicial, la comparecencia se ha convertido en un rifirrafe de PP y Ciudadanos con Calvo, que ha dejado sin responder algunas de las preguntas más comprometidas que le han hecho, como la de si el Gobierno, que defiende prohibir los indultos a condenados por corrupción política, contempla indultar a los dirigentes independentistas procesados por el referéndum del 1 de octubre en caso de que sean condenados.

"Este Gobierno no llegó con los votos de los españoles. Sánchez dijo que vivíamos una situación emergencia democrática y que él iba a regenerar la vida democrática española. ¿Qué han hecho para devolvernos el esplendor democrático?", le ha espetado Escudero a la vicepresidenta.

La dirigente 'popular' ha echado en cara a Calvo el desamparo en que el Gobierno, a su juicio, dejó al juez del 'procés' Pablo Llarena ante la demanda presentada contra él por Carles Puigdemont en un tribunal belga, su intento de amedrentar, con el envío de policías, a medios de comunicación que publican audios del comisario Villajero comprometedores para el Ejecutivo o la dimisión de dos de sus ministros.

"Ustedes no tienen nada que aportar para regenerar la vida democrática", ha denunciado Escudero, que ha afeado al Gobierno que se apoye en los votos de los independentistas.

INDULTOS Y 'DEDAZOS'

Una intervención en la misma línea dura de ataque al Ejecutivo ha hecho el diputado de Ciudadanos Toni Cantó, que ha acusado al Gobierno "presionar" al poder judicial "preparando el camino a un indulto de los secesionistas".

Cantó también ha criticado el nombramiento --"dedazo", ha dicho-- de personas vinculadas al PSOE para ocupar empresas y organismos públicos, como el exjefe de gabinete de Sánchez en el partido, Juan Manuel Serrano, al frente de Correos o José Félix Tezanos como presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

España es, junto con Turquía, de los países de la OCDE en que los Gobiernos hacen más cambios en la Administración cuando llegan el poder, ha denunciado el representante 'naranja'.

Tras escuchar sus intervenciones, Calvo ha advertido a Escudero y a Cantó de que habían "errado el tiro" con su táctica de acoso al Gobierno porque los ciudadanos "empiezan a dar muestras del cansancio" que les provoca el que los grupos políticos utilicen la Cámara "para esto".

A Ciudadanos Calvo le ha retado a acudir a los tribunales si lo que hace el Gobierno con los nombramientos es "tan ilegal e injusto" como lo ha presentado Cantó. Y le ha acusado de portarse de forma "temeraria" exagerando y reduciendo a "blanco y negro" el sistema de funcionamiento de las instituciones, que está "lleno de matices y complejidad".

En el calor de la discusión con Cantó, Calvo ha desvelado que fue el propio Pedro Sánchez el que exigió a los dimitidos Máxim Huerta y Carmen Montón su cese como ministros, cuando la explicación oficial dada en su momento fue que la renuncia se gestó de común acuerdo en el caso del primero y por iniciativa propia en el caso de la titular de Sanidad.

Calvo ha reprochado a Cantó que hable en sede parlamentaria como si estuviera en un mitin y le ha advertido de que al Congreso no se viene a "imaginar" sucesos que aún no se han producido, sino a "proponer, debatir, discrepar".

MÁS APOYOS QUE RAJOY

La vicepresidenta ha considerado "grave" que tanto PP como Ciudadanos cuestionen la legitimidad del Gobierno de Pedro Sánchez por llegar al poder vía una moción de censura. Calvo les ha replicado que Sánchez fue investido presidente de la misma manera que lo fueron antes Felipe González, José María Aznar o José Luis Rodríguez Zapatero, dado que, a diferencia de sistemas como el de EEUU, a los presidentes no les eligen directamente los ciudadanos sino los diputados en el Congreso.

"Tienen ustedes un problema con el artículo 113 de la Constitución" que regula el instrumento de la moción de censura, empleado en ocasiones anteriores pero que, hasta la de Sánchez, nunca había triunfado. Por cierto, ha recordado Calvo, que Sánchez recabó más votos de los que obtuvo Rajoy en su segunda investidura.