Actualizado 13/03/2007 18:35 CET

CANARIAS.-Adán Martín aboga por un modelo de seguridad para el Archipiélago "diferenciado de los continentales"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 Mar. (EP/IP) -

El presidente del Gobierno canario, Adán Martín, manifestó hoy la necesidad de que Canarias tenga un modelo de seguridad "diferenciado respecto a los modelos continentales y adaptado a las características archipielágicas".

Esta afirmación fue realizada en el acto de clausura y entrega de diplomas a los 22 policías locales participantes en el LXII Curso de Formación Básica, celebrado en Santa Cruz de Tenerife, y al que asistieron además el consejero de Presidencia y Justicia, José Miguel Ruano, y el director de la Academia Canaria de Seguridad, Juan Manuel Castañeda.

El jefe del Ejecutivo canario afirmó que está "meridianamente claro que no se puede discutir esta necesidad" en Canarias al tratarse de una autonomía "singular y por encima de Cataluña y País Vasco". Adán Martín criticó que el modelo defendido por el Ejecutivo de CC sea cuestionado desde el Gobierno central, tanto por este partido (PSOE) como por el anterior (PP)."

Martín cree que el modelo policial debe adaptarse al modelo territorial del Estado, organizado en autonomías y que le mismo debe contener tres niveles "igual de importantes pero con funciones diferenciadas", sentenció.

Dijo también que, en un primer nivel, se situaría la policía local porque es la primera que llega al ciudadano. En un segundo nivel estaría la policía canaria, encargada de la seguridad ciudadana, en términos generales, y un tercer nivel que ocuparían las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), cuya labor se centraría en la lucha contra el crimen organizado y la delincuencia que trascienda los límites de Canarias.

Defendió la Ley del Sistema Canario de Seguridad y de Modificación de la Ley de Coordinación de las Policías Locales, cuyo objetivo, tal y como aseguró, es establecer las bases del sistema canario de seguridad y, especialmente, el refuerzo de las policías locales, la mejora de la formación y de la carrera profesional, además del rejuvenecimiento de las plantillas. La citada ley es una iniciativa del Gobierno autónomo y actualmente se encuentra en fase de tramitación parlamentaria.

A su juicio, el Gobierno canario ha demostrado su "apoyo decidido" a los cuerpos de seguridad y emergencias de Canarias. Una muestra de ello, según Martín, es el aumento de agentes formados anualmente en la Academia Canaria de Seguridad, 6.767 policías sólo en 2006.

José Miguel Ruano manifestó que las policías locales constituyen un "referente necesario" para que los ciudadanos vean un modelo que, conjuntamente con la policía canaria, puedan otorgar mayor seguridad que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Reiteró que "nosotros formamos gente de aquí para dar respuesta a las necesidades de Canarias y que van a seguir aquí defendiendo la seguridad de los ciudadanos de estas Islas".

El consejero de Presidencia y Justicia destacó el papel de las policías locales y recordó que el 58 por ciento de las llamadas en materia de seguridad fueron atendidas el pasado año por agentes de estos cuerpos, "lo que demuestra su cercanía a los ciudadanos".