Casado denuncia el "daño a España" del Gobierno "bonito" del PSOE y Sánchez le afea una "lengua larga de insulto"

Actualizado 20/02/2019 10:56:54 CET
426104.1.500.286.20190220092655
Vídeo de la noticia

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado este miércoles "el daño a España" que ha hecho el Gobierno "bonito" del PSOE durante sus ocho meses de mandato al "intentar vender la nación" a los independentistas o "pinchar" la economía española. El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, le ha acusado de basar su proyecto político en el "insulto y la mentira".

"Tiene la lengua larga del insulto y las patas muy cortas de la mentira", ha espetado Sánchez a Casado en un duro 'rifirrafe' en la penúltima sesión de control en el Pleno del Congreso antes de que se disuelvan las Cámaras por las elecciones generales del 28 de abril.

Sánchez ha realizado un "balance razonable y positivo" de su Gobierno porque "se ha creado empleo", han hecho políticas sociales "después de siete años de injusticia social" y han "consolidado las cuentas cumpliendo con los objetivos de déficit" establecidos por Bruselas. Ha admitido que le habría gustado aprobar unos Presupuestos "sociales", algo que, según ha dicho, será lo primero que hará si cuenta con mayoría en la Cámara tras las elecciones.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado además que tras la moción de censura puso en pie un Gobierno que "no estaba tan pendiente de defenderse ante los tribunales por los casos de corrupción sino de defender el interés general de los españoles".

CASADO LE ACUSA DE "INTENTAR VENDER LA NACIÓN"

Sin embargo, Casado ha señalado que ese balance se resume en una frase: "nadie hizo tanto daño a España nunca en tan poco tiempo" y ha recalcado que Sánchez ha "intentado vender la nación a los que quieren destruirla".

"Como le hemos pillado, al final ha tenido que convocar elecciones ante la indignación mayoritaria de todos los españoles", ha proclamado, para criticar que el presidente del Gobierno no haya cerrado la puerta a "pactar con los independentistas" de nuevo.

Es más, ha dicho que Sánchez "hubiera aceptado la autodeterminación" que le pidió el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la reunión del Palacio de Pedralbes el pasado mes de diciembre si el PP "no lo hubiera denunciado".

Casado ha acusado también a Sánchez de "pinchar la economía", de gobernar "a decretazos" y ahora querer "tumbar" la reforma laboral en la Diputación Permanente del Congreso. De la misma manera, ha subrayado que este año han llegado a España "más inmigrantes en patera que en los últimos ocho años sumados" por el "efecto demagógico llamada" del PSOE y le ha acusado de "malograr" el acuerdo sobre Gibraltar y visitar a un "dictador en Cuba y no haciendo nada" contra Nicolás Maduro.

EL COLCHÓN DE MONCLOA

"Su Gobierno bonito ha acabado siendo un Gobierno de dos ministros cesados y de cinco ministros envueltos en escándalos", ha exclamado, para sacar a relucir la "feria de las vanidades" que recoge en su libro 'Manual de resistencia' (Península), que se presenta esta semana.

En este punto, ha afirmado que dado que en su obra reconoce que su primera decisión fue cambiar el colchón de Moncloa, ha recomendado a Sánchez ir tomando "la última": "Empaquete el colchón porque lo sacará de Moncloa dentro de dos meses porque vamos a ganar las elecciones para recuperar la dignidad de España".

En su réplica, Sánchez ha afeado a Casado el "nivel" de su intervención y la ha acusado de acudir a la Cámara con el "insulto y la mentira". Según ha dicho, el líder del PP se dedica a "faltar" porque no tiene "ni razones ni argumentos para hacer oposición al Gobierno de España".

SÁNCHEZ: LA "FOTO DE LA INVOLUCIÓN" EN COLÓN

El presidente del Gobierno ha señalado que en la "foto de la involución" de la Plaza de Colón --con los líderes de PP, Cs y Vox-- se pudo ver que no era una manifestación contra el independentismo sino contra el "Gobierno legítimo de España que está sustentado por el PSOE".

Además, Sánchez ha afirmado que Casado no se está "oponiendo al independentismo" sino que está "dibujando una España en la que solo caben los que piensan" como el PP mientras que el PSOE defiende "una España en la que caben todos". Y ha concluido asegurando que "ojalá" el 28 de abril "la mentira y la crispación salgan de la vida política" con Pablo Casado "derrotado".