Casado advierte contra los "chaqueteros", recordando que Rivera pidió a Podemos que votara a Sánchez

Pablo Casado se reúne en Elche (Alicante) en un acto con militantes y simpatizantes del PP
Sonia Arcos - Europa Press
Publicado 25/04/2019 19:00:04CET

ALICANTE, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha pedido a quien "no quiera que gobierne Pedro Sánchez" que apueste por su partido porque si "los constitucionalistas" dividen el voto "España acabará fragmentada por los jefes de Sánchez, que son los que van a imponer las condiciones para otra investidura". También ha advertido contra "los chaqueteros", recordando que en 2015, Rivera pidió a Podemos que votará a Sánchez para ser presidente y que el PP se abstuviera.

Casado, en un acto improvisado en Elche (Alicante), antes de asistir a un mitin en Murcia, ha asegurado que, aunque no se pueden publicar encuestas, el PP "va bien", "que la remontada ha empezado, estamos subiendo día a día y que vamos a ganar".

Ha remarcado que no se puede "negar" que el PP es la alternativa a Pedro Sánchez, a quien ha definido como un "caballo de Troya" que, a su juicio, "ocultar a quienes quieren romper España".

"Nuestro voto es el único que puede evitar". "Y diréis, hay otros partidos; sí otros que ya pactaron con Sánchez en 2015 y 2016 y que también pactaron con Susana Díaz y que también dijeron que no pactarían con ellos y pactaron", ha afirmado. En este sentido ha relatado que
Rivera fue al Congreso a pedir que Podemos apoyara la investidura de Pedro Sánchez y al PP que se abstuviera.

"Por tanto unos cambian de opinión, no son fiables, son chaqueteros; nosotros somos un partido serio: No vamos a apoyar a Sánchez, ni a Podemos, ni a Esquerra, ni a Bildu, ni a PDeCAT".

CON EL PSOE, "SALTA EL EMPLEO POR LA VENTANA"

Pablo Casado ha asegurado que los españoles "echan de menos" al PP porque "pintan bastos otra vez en el empleo" y ha cifrado en 94.000 los empleos destruidos en este último trimestre y 50.000 personas "se han ido a la calle". "Y no hay derecho porque veníamos creando medio millón de empleos al año", ha agregado.

"Es el peor trimestre malo desde hace seis años", ha indicado sobre 2013 cuando el PP logró "enderezar la sangría de empleo de Zapatero" a través de las reformas macroeconómicas.

Además, ha valorado que el 80% del empleo creado en 2018 se generó en el "único trimestre en que estuvo gobernando el PP". "Es llegar el PSOE por la puerta y el empleo salta por la ventana, y no hay derecho; son familias rotas y jóvenes sin esperanza, mujeres que pierden la autonomía vital", ha arengado.

Así, ha augurado que se verá lo que ocurrió en 2007, 2008 y 2009, "millones de personas que se van al paro, que pierden su casa, que tienen romper su familia". "Vamos a pararlo el domingo", ha pedido, porque "sin empleo todo se rompe".

Ante eso, ha propuesto "algo muy sencillo: una bajada masiva de impuestos"; y ha anunciado que cada contribuyente pagará 705 euros menos de media frente a una supuesta subida de 1.000 euros propuesta por el PSOE.

Además, ha apuntado la necesidad de "ayudar a los jóvenes" mejorando la Formación Profesional, y favoreciendo la "competitividad y el bilinguismo". Asimismo, ha indicado que bajará las cuotas a los autónomos y "un año más" de bajada para quienes tienen "más problemas". Medidas con las que, según ha cifrado, "se ahorrarán 3.000 euros al año".

Finalmente, ha dicho que "frente a la EPA del desempleo, el partido del trabajo" y ha reclamado "poner los votos a trabajar para generar empleo" y se ha comprometido a crear "dos millones" de puestos de trabajo la próxima legislatura.

Contador