5 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 12:54:02 +00:00 CET

Castells dice no tener motivos para pensar que el congreso de ERC pondrá en cuestión la cohesión del Gobierno catalán

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, dijo hoy no tener motivos para pensar que el congreso de ERC pondrá en cuestión la cohesión del Gobierno catalán, aunque dejó claro que la acción del Ejecutivo catalán "no se puede someter a debates internos".

"Me parece que todos los sectores, o prácticamente todos con matices, comparten las bases del pacto de Gobierno catalán", indicó en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, y añadió: "Puede suceder que ERC decidiera revisar (el pacto), que yo creo que no hay nadie que lo plantee; entonces habría una nueva situación, pero mientras, lo que importa es asegurar la cohesión y la eficacia de la acción de Gobierno catalán".

Castells señaló que todos los partidos del Gobierno catalán tienen sus "márgenes de autonomía, pero lo que no puede ser es que en las cuestiones importantes, el Gobierno catalán vaya por un lado y los partidos que lo apoyan, por otro".

Según él, los ciudadanos podrían reprocharles que si formaron un Gobierno de coalición es porque "quieren gobernar juntos", por lo que no pueden trasladar los problemas de partido al Gobierno catalán.

LAS PROMESAS DE ZAPATERO.

Respecto al nuevo modelo de financiación autonómica, aseguró entre risas que le pareció una "cosa bastante curiosa" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señalara que "alguna comunidad que no se puede decir que sea de las que son peor tratadas sería el objetivo prioritario" del nuevo sistema.

Al preguntársele por la promesa de Zapatero de devolver 400 euros del IRPF, opinó que la debe cumplir, aunque reconoció que "presiona sobre la disponibilidad financiera del Estado y habrá una limitación para otras cosas". Sin embargo, remarcó que también puede tener un impacto positivo en los ciudadanos.

Respecto a otra de las promesas de Zapatero, la publicación de las balanzas fiscales, indicó que "lo relevante es que, por primera vez, el Gobierno se ha comprometido", y auguró que se publicarán en las próximas semanas.

Sobre la Ley de Dependencia, señaló que es uno de los elementos que obligan a pedir una mejora de la financiación. "El Estado no puede imponer obligaciones de gasto sin arbitrar los medios necesarios" como sucede, "en parte", con esta normativa, dijo.

En cuanto al vicepresidente económico, Pedro Solbes, Castells señaló que el hecho de que ahora no sea un buen momento económico no quiere decir que no se deba abordar la reforma de la financiación. "Precisamente porque es un mal momento, los que más necesitamos que se reforme la financiación son las comunidades", aseveró el consejero, y añadió: "El Gobierno catalán y el presupuesto de la Generalitat lo necesitan".

Explicó que un día comentó con Solbes que el superávit de España se ha basado en que, mientras la economía iba bien, las comunidades tenían un "válvula de salida que hacía que las costuras no petasen por todos lados".

PACTO CON CiU.

Castells defendió que el Gobierno catalán debe defender un "buen modelo para Catalunya con toda firmeza", sabiendo que es un proceso de negociación y que "no valen actitudes apriorísticas o inflexibles, pero conscientes de cuáles son los mínimos indispensables".

Se mostró convencido de que esta premisa la comparten todos los miembros de Gobierno catalán y que "no habrá contradicciones".

En cuanto a lograr una posición común de los partidos catalanes en Madrid, opinó que "hay buenas bases" para el acuerdo con CiU. "Creo que CiU sinceramente tiene ganas de que vayamos juntos en una cuestión como esta", concluyó.