El Centro Memorial repasa los "principales figurantes y actores de reparto" en el 'negocio' de la mediación con ETA

Artesanos de la Paz en un zulo señalizado de ETA
EUROPA PRESS
Actualizado 04/12/2017 19:40:04 CET

Cita los 122.000 euros para las actividades en el País Vasco de Brian Currin entre los "misterios" sobre la financiación de estas iniciativas

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo ha publicado un informe titulado 'Las claves de la derrota de ETA' en el que se detiene en el "enjambre de los mediadores" que han tratado de propiciar una salida negociada para la banda terrorista, para lo que repasa la lista de "principales figurantes y actores de reparto" de personalidades dedicadas a un 'negocio' en el que "es un misterio saber de dónde procede la financiación".

El informe, de 63 páginas y que firma Florencio Domínguez, periodista y director del Centro Memorial, repasa los principales hitos de la derrota de ETA con una conclusión final: "ETA y su entorno han presentado el abandono de la violencia como una decisión unilateral, pero se ha tratado de una decisión forzada por el Estado que, a través de sus herramientas judiciales y policiales, había conducido a la banda a la impotencia operativa".

"ETA no dejó el terrorismo porque hubiera evolucionado o por cambios en las circunstancias políticas, sino por incapacidad para desarrollar un nivel de violencia mínimamente eficaz para sus intereses", sostiene el Centro Memorial, que recuerda datos como que desde 1967 las Fuerzas de Seguridad del Estado se incautaron de más de 4.000 armas de fuego, 41 toneladas de explosivos y más de 2.000 granadas.

En este sentido, se refiere a los llamados 'artesanos de la paz' y su acto de desarme en Bayona (Francia) del pasado 8 de abril, "una actuación forzada después de que ETA hubiera fracasado en su intento de negociarlo a cambio de contrapartidas con los gobiernos de España y Francia y de que también hubiera fracasado la operación para destruir los arsenales y evitar su entrega intacta a las autoridades".

El Centro Memorial repasa las iniciativas de Brian Currin y de la Comisión Internacional de Verificación "con el respaldo económico de Noruega", señalando que es "un misterio saber de dónde procede la financiación". Entre 2007 y 2009, obtuvo fondos de la fundación Joseph Rowntree por importe de 122.000 euros para financiar sus actividades en el País Vasco, aunque por aquellas fechas "Currin actuaba en solitario y no tenía detrás un grupo como el constituido en 2010".

MEDIADORES PARA DECORAR

"Una peculiaridad de la etapa final de ETA ha sido la abundancia de mediadores, facilitadores y verificadores que han frecuentado el País Vasco con el propósito bienintencionado de 'pacificar' el último rincón con un problema de terrorismo local", sostiene Florencio Domínguez, que advierte de que "los resultados de tanta presencia internacional son discutibles porque todos los pasos dados por ETA han sido provocados por el Estado", por mucho que mediadores y similares se hayan ofrecido para decorar".

El informe del Centro Memorial comienza con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero entre 2005 y 2007, el Centro Henri Duanant y las negociaciones del antropólogo norteamericano William A. Douglass. Es la etapa de las conversaciones entre Josu Ternera y Jesús Eguiguren, y que terminan en mayo de 2007 "después de que ETA hubiera volado el aparcamiento de la terminal 4 del aeropuerto de Barajas".

Entre las personalidades que alguna vez mediaron se nombra al ministro noruego de Asuntos Exteriores, Jonas Gahr Store, y a fundaciones como Noref, una "actuación a la sombra" que desemboca en la conferencia de Aiete, con asistencia de otra ministra noruega, Gro Harlem Brundtland. De aquí surge en 2012 la Comisión Internacional de Verificación encabezada por Ram Manikkalingam, a instancias de Brian Currin.

"La petición de la Comisión para que los etarras fueran desarmados fue rechazada por los jefes de la banda, que alegaron que el armamento era para su defensa personal". El 20 de octubre de 2011 ETA había anunciado el cese de la violencia, pero hubo que esperar a 2014 para que ETA presentara un "sellado de un pequeño lote de armas", coincidiendo con un vídeo enviado a la BBC, un gesto "contraproducente" porque las armas terminaron de nuevo en manos de la banda y los verificadores tuvieron que declarar en la Audiencia Nacional.

El Sinn Féin, el exministro sudafricano Roelf Meyer y otras personalidades como Ronald Kasrils (viceministro de Defensa sudafricano), Chris Maccabe (exjefe de Régimen Penitenciario británico), Satish Nambiar (general hindú y ex vicejefe de las fuerzas armadas de India), Fleur Ravensbergen y Aracelly Santana (con vínculos con Nacionales Unidas) son otras de las personas que se implican en la mediación con ETA.

Se recuerda que ETA recurrió incluso a la Comunidad de San Egidio al pensar que "un Gobierno de derecha estaría más predispuesto a escuchar a una organización vinculada a la Iglesia". Fundaciones como Inter Mediate, Conciliation Resources y Berghof son citadas en un texto que sostiene que "la paralización real y efectiva de las actividades violentas tuvo lugar en febrero de 2010", gracias a la acción conjunta de las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Justicia.