El chófer de Bárcenas no declara ante el juez del caso Villarejo, que escucha una hora al comisario Gómez Gordo

Publicado 14/03/2019 19:09:04CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El que fue chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, Sergio Ríos, se ha acogido a su derecho a no declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que investiga su participación en el espionaje a su jefe que se habría sufragado con fondos reservados en un operativo en el que estaba involucrado el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, la 'operación Kitchen'.

Ríos estaba citado para ampliar la declaración que ya prestó el pasado mes de enero, cuando compareció durante más de tres horas, a la luz de las nuevas revelaciones de la investigación y las declaraciones prestadas desde entonces por diversos mandos policiales imputados y testigos.

Asimismo, comparecía ante el juez este jueves el comisario Andrés Gómez Gordo, investigado por un presunto delito de malversación en esta pieza del caso Villarejo en relación al uso que se habría hecho en la operación Kitchen de los fondos reservados del Ministerio del Interior. A diferencia de Ríos, Gómez Gordo sí ha respondido al interrogatorio de la Fiscalía Anticorrupción durante cerca de una hora.

En ambos casos se mantienen las medidas cautelares que el juez acordó el pasado mes de enero. Ríos tiene retirado el pasaporte, prohibido abandonar España y debe comparecer mensualmente en sede judicial. Gómez Gordo, por su parte, tiene retirado el pasaporte y prohibido dejar el país. Los dos siguen en activo como policías, el primero en Madrid y el segundo en Alicante.

Contador