Actualizado 27/06/2007 16:14 CET

Los ciudadanos vascos consideran como principales problemas de Euskadi la vivienda, el trabajo y el terrorismo

El Gobierno y el Parlamento vasco son las dos instituciones que generan mayor confianza entre la población

BILBAO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos vascos consideran que los principales problemas de la Comunidad Autónoma Vasca son la vivienda (60%), el trabajo (51%), la violencia, el terrorismo, la falta de paz y el proceso de paz (44%), el conflicto y la situación política del País Vasco (24%) y los problemas relacionados con la inmigración (14%), según los datos del Sociómetro del Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco hecho público hoy.

La encuesta realizada entre el 17 de abril y el 2 de mayo, por lo que los resultados se refieren a la situación previa al comunicado de ruptura de alto el fuego por parte de ETA, señala que la población vasca otorga una media de 6,8 puntos, en una escala del 0 a 10, a su situación personal, de 6,7 a la del País Vasco y de 5,4 a la del Estado.

En los tres casos, los encuestados valoran más el futuro que el presente y éste que el pasado. La valoración de la situación del País Vasco es la mejor desde 1999 y la de la situación estatal la más alta concedida en las encuestas realizadas hasta el momento.

Por territorios, los peores valores, aunque siempre por encima del 5, se obtienen en Gipuzkoa. Además, la valoración mejora a medida que desciende la edad. Los encuestados menos optimistas en relación a la situación del País Vasco, tanto pasada como presente y futura, son los simpatizantes de EHAK y PP, mientras que los más optimistas son los de PNV, EB y PSE. En cuanto a la del Estado, las puntuaciones más elevadas son las de simpatizantes de PSE y las más bajas las de simpatizantes de EHAK.

Los ciudadanos vascos citan como principales problemas de Euskadi la vivienda (60%), el mercado de trabajo (51%), la violencia, el terrorismo, la falta de paz y el proceso de paz (44%), el conflicto y la situación política del País Vasco (24%) y los problemas relacionados con la inmigración (14%). Con respecto al último Sociómetro ha aumentado el número de quienes mencionan la vivienda, mientras que el resto de apartados se mantienen sin variaciones notables.

La vivienda es además el problema más citado tanto en Bizkaia, como en Álava y Gipuzkoa. También lo es en todas las franjas de edad, aunque en el caso de los mayores de 65 años, de manera compartida con la violencia, el terrorismo, la falta de paz y el proceso. Los porcentajes oscilan entre el 70% de los más jóvenes y el 43% de los mayores. Además, es el mayor problema para simpatizantes de todos los partidos, con variaciones que van desde el 58% de los simpatizantes de PNV al 70% de los de EB.

En comparación con la media del Estado, los vascos perciben más el problema de vivienda, un 60% frente a la medida estatal del 33%, y la violencia, el terrorismo y la falta de paz, un 44% frente un 37%; de manera similar el mercado de trabajo, un 51% frente a un 52%; y en menor medida la inmigración, un 14% frente al 32% de media en el Estado.

En cuanto a sus problemas personales, los ciudadanos vascos citan en un 33% el trabajo, en un 23% la vivienda, en un 20% la sanidad y la salud, en un 19% los problemas económicos y en un 12% la familia. El Sociómetro destaca la disminución, con respecto a anteriores encuestas, de las menciones al mercado de trabajo y vivienda.

Comparando con la media estatal, las principales diferencias en los problemas personales de los vascos se sitúan en las menciones de salud y sanidad, con un 20% en Euskadi y un 5% de media del Estado, y la delincuencia e inseguridad ciudadana, con un 3% en Euskadi y un 13% en la media del Estado.

CONFIANZA EN LAS INSTITUCIONES

Por otro lado, el Gobierno y el Parlamento vasco son las instituciones que suscitan mayor confianza en la población vasca, ya que un 67% y un 62%, respectivamente, afirman confiar en ellas. Le siguen en importancia, las ONG (57%), la Unión Europea y las empresas (ambos un 51%), los sindicatos (48%), la ONU y los medios de comunicación (ambos con un 42%) y la Justicia (41%). Por debajo del 40%, se sitúan la Iglesia vasca (34%), los partidos políticos (26%), el Ejército (23%) y la Conferencia Episcopal Española (20%).

La confianza en todas las instituciones ha aumentado en relación a anteriores mediciones, a excepción de la relativa a las Organizaciones No Gubernamentales, que descienden del primer lugar al tercero.

En general, la confianza en las instituciones aumenta a medida que asciende la edad de los encuestados, aunque se aprecia la tendencia contraria respecto a los sindicatos y la ONU. Además, las mujeres confían más que los hombres en la justicia, la Iglesia vasca y la Conferencia Episcopal.

El Gobierno vasco y el Parlamento son las instituciones que generan mayor confianza en los simpatizantes del PNV, PSE y Aralar, mientras que en el caso de EB las dos entidades más mencionadas son el Ejecutivo vasco y las ONGs. A los simpatizantes de PP, les genera más confianza las empresas, la UE y la ONU y a los de EHAK, las ONGs y los sindicatos.

Por otro lado, el 49% de los encuestados dice estar muy o bastante satisfecho con el funcionamiento de la democracia en el País Vasco- por primera vez en los últimos años superando a los que dicen estar insatisfechos-, el 35% en el Estado y el 34% en Europa.

Quienes se muestran más satisfechos con el funcionamiento de la democracia en el País Vasco son los simpatizantes de PSE y PNV, los alaveses y vizcaínos, los hombres y los colectivos de mayor edad. Por el contrario, los más insatisfechos son quienes simpatizan con EHAK, Aralar o ningún partido.

En el caso de su funcionamiento en el Estado, los simpatizantes del PSE son los más satisfechos y los más insatisfechos los de EHAK, Aralar y EA. En cuanto a Europa, la satisfacción con el funcionamiento de la democracia es mayor en los que simpatizan con PSE, PP y PNV y los menos los de EHAK, Aralar, EB y EA, además de los menores de 30 años.