Actualizado 30/09/2008 18:28 CET

El concejal madrileño Henríquez (PP) dice que confía en la justicia y espera que la causa del 'caso Becara' se archive

Dice que, "por respeto a la independencia judicial", no hará declaraciones hasta que haya una resolución

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El concejal del madrileño distrito de Salamanca, Íñigo Henríquez de Luna, aseguró hoy que confía "plenamente" en la justicia y esperó que la causa del 'caso Becara', por el que tuvo que declarar ayer en los juzgados de plaza de Castilla, será archivado "pronto".

En un comunicado enviado por el edil, Henríquez manifiesta su "satisfacción por haber colaborado con la justicia" y por haber sido "oído por el juez para aclarar todos los extremos de este desafortunado caso", que califica de "carente de toda lógica y fundamento, ya que la Junta Municipal de Salamanca no ha intervenido en la concesión de ninguna licencia referida al ese local"

Además, declara su "confianza plena en la justicia y en que este caso será archivado en el menor tiempo posible", y muestra su "satisfacción porque la Audiencia Provincial haya archivado el recurso sobre otra denuncia que, en idénticos términos, habían presentado los denunciantes" y que en primera instancia fue archivada por el juzgado número 49 de Madrid.

Asimismo, mostró su agradecimiento "por el apoyo explícito del PP regional de la Comunidad de Madrid, representado por su secretario general, Francisco Granados", y concluyó diciendo que, "por respeto a la independencia judicial" no hará más declaraciones hasta que no haya una resolución.

Henríquez de Luna declaró ayer ante el juez de Instrucción número 32 de Madrid, Santiago Torres, por un presunto delito de tráfico de influencias debido a las supuestas irregularidades cometidas en la concesión de licencias a la tienda de decoración Becara, situada en el número 18 de la calle Juan Bravo, en plena Milla de Oro de la capital.

María Adelaida Rodríguez-Patón y Juan Mariano Goyeneche, vecinos del edificio de la calle Juan Bravo, denunciaron una serie de irregularidades cometidas supuestamente por responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo en varias viviendas del edificio de Juan Bravo. El escrito daba cuenta de un "trato de favor o cualquier otra circunstancia" hacia los propietarios de la tienda de decoración Becara, situada en los bajos de sus viviendas, cuya titularidad corresponde a la mercantil BZ Asuntos de Familia, S.L.

Desde que saltó el caso, Henríquez de Luna defendió que su imputación respondía a "una venganza" de la familia denunciante, insistiendo en que la Junta Municipal de Salamanca "no intervino en la concesión de esa licencia". Ayer recordó que la concesión de las licencias corresponde a Urbanismo e insistió en que la información sobre todas las irregularidades de la tienda fueron remitidas al área que dirige Pilar Martínez.