5 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 12:44:02 +00:00 CET

Condenan a cuatro años y medio de cárcel a dos hombres que acuchillaron a un pasajero de un autobús de Barcelona

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha condenado a dos kosovares que pegaron y acuchillaron por motivos racistas a un pasajero ghanés que les instó a pagar el billete del autobús al que se acababan de subir en la capital catalana en febrero de 2007.

Sobre las 00.15 horas del 4 de febrero de 2007, la víctima, Haruna B., de 34 años, viajaba en un autobús nocturno. En la parada de las Rambles cercana a la plaza Reial, se subieron los dos procesados, Agim G. y Avni N., kosovares de 37 y 22 años, acompañados de otras tres personas que no han sido identificadas.

Haruna B. les dijo que debían abonar el precio del billete al conductor, pero éstos empezaron a increparlo y a golpearlo por motivos de origen étnico. Minutos después, cuando el autobús se detuvo en la parada de la plaza Tetuan, los agresores le obligaron a bajar del vehículo.

Allí, siguieron golpeándolo y Avni N. sacó un cúter y se lo clavó repetidamente en la espalda y el cuello, causándole heridas que si no hubieran sido tratadas le habrían causado la muerte, según explicó el Ministerio Público en su escrito de acusación. Los dos acusados reconocieron hoy ser los autores de la agresión ante el tribunal de la Sección Vigésimo primera.

Tras llegar a una conformidad, los acusados reconocieron los hechos ante el tribunal de la Sección Vigésimo primera y la Fiscalía y la acusación particular rebajaron a cuatro años y medio su petición de prisión, pena ratificada por el tribunal.

Para rebajar la pena solicitada, la parte acusatoria tuvo en cuenta la atenuante muy cualificada de reparación del daño, ya que los procesados abonaron a la víctima antes del juicio gran parte de la indemnización, que supera los 20.000 euros y de la que sólo falta pagar 1.700 euros.

Además, la víctima aseguró tras el juicio que para él el dinero no es importante, que ha perdonado a sus agresores y que espera que con esta pena --en lugar de los diez años que pedía inicialmente la Fiscalía--, los procesados puedan reinsertarse en la sociedad cuando cumplan la condena.