El Congreso abre la puerta a que los partidos recopilen datos personales sobre opiniones políticas

El león del Congreso
WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 07/10/2018 11:06:32CET

Los ciudadanos podrán pedir al Censo que no pase sus datos a los partidos y así evitar el 'mailing' electoral

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La reforma de la Ley de Protección de Datos, que se está tramitando en el Congreso, abre la puerta a que los partidos políticos recopilen datos personales relativos a las opiniones políticas de los ciudadanos, así como a que las formaciones puedan utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral.

Estas son algunas de las novedades que recoge ya el informe aprobado por la ponencia de la Comisión de Justicia que tramita la reforma de la Ley de Protección de Datos para adaptarla a la legislación europea y que, a su vez, modificará la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG) en varios puntos.

En concreto, según el informe al que ha tenido acceso Europa Press, los grupos parlamentarios han introducido una disposición final que retoca dos artículos de la LOREG, el 39.3 y el 58, en el que se incluye un nuevo apartado.

Así, se crea un artículo 58 bis sobre la utilización de medios tecnológicos y datos personales en las actividades electorales, mediante el que se abre la puerta a la "recopilación de datos personales relativos a las opiniones políticas" por parte de "los partidos políticos en el marco de sus actividades electorales". Eso sí, se especifica que esta práctica "se encontrará amparada en el interés público únicamente cuando se ofrezcan garantías adecuadas".

PROPAGANDA ELECTORAL POR WHATSAPP

Asimismo, una vez que la reforma entre en vigor, se permitirá a los partidos, coaliciones y agrupaciones electorales "utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral".

El nuevo artículo de la LOREG se refiere, asimismo, al envío de propaganda electoral "por medios electrónicos o sistemas de mensajería" y la contratación de propaganda electoral en redes sociales o medios equivalentes, recalcando que en ningún caso tendrán "la consideración de actividad o comunicación comercial".

Los partidos que recurran a este tipo de "actividades divulgativas" deberán dejar claro "de modo destacado" que se trata de prácticas de "naturaleza electoral" y habrán de facilitar al destinatario de su propaganda la posibilidad de ejercer su derecho de oposición. Es decir, los electores deberán poder solicitar de forma sencilla y gratuita que se les deje de enviar esa información electoral.

En paralelo, con la reforma del artículo 39.3 de la LOREG que han pactado los grupos parlamentarios, se permitirá a los electores dirigirse al Censo Electoral para solicitar que no incluyan sus datos en las copias del censo que se facilitan a los representantes de las candidaturas y que los partidos utilizan para el envío postal de propaganda electoral, el conocido como 'mailing'.

APROBADA ANTES DE FIN DE AÑO

Es decir, por un lado, la nueva norma facilitará que quienes lo deseen pidan dejar de recibir en sus buzones las tradicionales cartas de los candidatos que se presentan a las elecciones pero, por otro, permitirá que los partidos hagan llegar a los ciudadanos información electoral por medios electrónicos.

La reforma de la Ley de Protección de Datos se aprobará el próximo miércoles en la Comisión de Justicia y después volverá al Pleno del Congreso para su remisión al Senado. La previsión de los grupos parlamentarios es que pueda estar definitivamente aprobada antes de fin de año.