Publicado 24/05/2021 12:40CET

El Congreso arranca su reforma para regular lobbies y sancionar a diputados que mientan sobre sus bienes

Archivo - El secretario de Transparencia y Democracia Participativa de la Ejecutiva Federal del PSOE y diputado por Guipúzcoa en el Congreso, Odón Elorza.
Archivo - El secretario de Transparencia y Democracia Participativa de la Ejecutiva Federal del PSOE y diputado por Guipúzcoa en el Congreso, Odón Elorza. - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

El PSOE plantea quitar cargos y pluses a quienes falseen información también sobre sus intereses y actividades

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso tiene previsto dar vía libre este martes a la tramitación de una propuesta del PSOE para reformar el Reglamento de la Cámara con el objetivo de regular el trabajo de los 'lobbies' o grupos de interés y de imponer sanciones a los diputados que mientan en las declaraciones de bienes, actividades o intereses que presentan en la institución, una medida que podría llegar, en función de su gravedad, a la retirada de cargos parlamentarios y de los complementos salariales que llevan aparejados.

La proposición de ley de los socialistas, recogida por Europa Press, persigue la creación de un Registro de grupos de interés en la Cámara y fijar cómo debe ser su relación con los miembros del Congreso, así como con los empleados de los grupos parlamentarios.

El grupo que capitanea Adriana Lastra tipifica las "infracciones" que pueden cometer los diputados y los grupos. En concreto, definen como tales el incumplimiento de todas obligaciones contenidas en el Reglamento de la Cámara, incluidas las recogidas en el nuevo título relativo a los 'lobbies'.

OMISIÓN DE DATOS

Pero también incurrirán en "infracción" quienes den datos "falsos" en sus declaraciones patrimoniales, en las que dan cuenta de sus actividades extraparlamentarias y en las que relativas a sus intereses económicos, donde han de consignar, entre otras cosas, para quién trabajaban en el lustro anterior a lograr el acta de diputado. También se considerará infracción "la no presentación" de estas tres declaraciones o la omisión de información obligatoria en las mismas.

El PSOE detalla un procedimiento sancionador para los diputados y los grupos que incurran en estas infracciones. El incumplimiento de que se trate podrá ser denunciado por un grupo, la Mesa del Congreso, la Mesa de una comisión o quien ocupe la Secretaría General de la Cámara y la instrucción correrá a cargo de la Comisión del Estatuto de los Diputados.

Esta comisión podrá inadmitir la denuncia si no le ve fundamento, pero la Mesa del Congreso podrá revocar la decisión. Si se abre el procedimiento, se dará audiencia a los afectados, y podrán recabar pruebas, "aplicándose a tal efecto lo dispuesto en la legislación reguladora del procedimiento administrativo sancionador".

CÓDIGO DE CONDUCTA

La comisión tendrá un máximo de cuatro meses para resolver y, en función de la gravedad de los hechos probados, "podrá proponer las sancione que considere pertinentes, que se podrán graduar desde el apercibimiento y aplicación en la web del Congreso de la infracción cometida por el diputados o el grupo hasta la retirada de cargos y complementos salariales" del infractor, "exceptuando los establecidos constitucionalmente", es decir, el 'sueldo base' de diputado. La sanción deberá ser aprobada por el Pleno de la Cámara.

El grueso de la iniciativa del PSOE versa sobre los denominados 'lobbies' o grupos de interés y su influencia en las iniciativas parlamentarias. Así, defiende la creación de código de conducta para los 'lobistas', que deberán seguir principios de integridad, respeto a la ley, transparencia y veracidad de la información.

En este contexto, abogan por crear un registro de estos grupos, que tendrá carácter público a través de la web del Congreso. Los inscritos en el mismo podrán interlocutar con los diputados y los empleados de los grupos parlamentarios y éstos deberán comunicar el contenido de sus contactos con los 'lobbies', difundiéndose en todo caso la identidad de las personas que han intervenido en los mismos, la fecha y las materias tratadas.

HUELLA LEGISLATIVA

Otro de los puntos de esta reforma reglamentaria prevé la elaboración de un informe de 'huella legislativa' donde consten todos los cambios que sufre una iniciativa durante su tramitación. Los diputados y grupos deberán concretar las propuestas que hayan recibido de los grupos de interés --adjuntando los documentos-- y que hayan sido utilizados en la tramitación. Además, al registrar sus propias iniciativas deberán informar si tienen su origen en un grupo de interés.

Ese informe, que será publicado en la web de la Cámara, recogerá también todas las votaciones producidas durante la tramitación, indicando el sentido del voto de cada uno de los parlamentarios que hayan intervenido.

La propuesta recoge también una serie de infracciones de los grupos de interés de carácter leve, grave o muy grave. Entre estas últimas destaca la difusión de información falsa a los diputados de forma reiterada, mentir sobre el interés al que representan o directamente ocultarlo, mantener reuniones sin estar inscritos en el registro e incurrir en un conflicto de interés o valerse de uno en el que pueda incurrir un miembro del Congreso.

Estas infracciones muy graves podrán recibir las siguientes sanciones: apercibimiento, suspensión de inscripción en el registro hasta un máximo de diez años o la prohibición indefinida de inscribirse en él.

VETO A EXDIPUTADOS Y EXALTOS CARGOS

Además, el PSOE plantea que no puedan formar parte de grupos de interés quien haya sido miembro de las Cortes Generales o alto cargo del Gobierno de España durante los cuatro años anteriores o quien haya sido inhabilitado judicialmente para acceder a cargo público.

No tendrán que registrarse como grupos de interés las entidades que integran la organización territorial del Estado, las corporaciones de derecho público, las embajadas, los sindicatos más representativos, la CEOE ni la CEPYME.