Actualizado 20/09/2007 20:25 CET

El Congreso inicia el próximo miércoles el debate del Estatuto canario, con la primera reunión de Ponencia

El Estatuto de Castilla y León podría impulsarse la próxima semana e incluso 'adelantar' al canario si éste no avanza

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, que llevaba más de seis meses congelada en el Congreso, arrancará el próximo miércoles con la constitución de la Ponencia de la Comisión Constitucional encargada de su tramitación, según confirmaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.

Este Estatuto llegó al Congreso en septiembre de 2006, con el apoyo de PSOE y CC y la oposición del PP. No llegó a debatirse en el Pleno del Congreso hasta el pasado mes de febrero, donde se repitió la misma división e incluso la ponente del Grupo Popular llegó a tachar la reforma de "nacional-socialista".

Las elecciones autonómicas cambiaron la situación y Coalición Canaria pactó el gobierno canario con el PP y juntos registraron en junio un elevado número de enmiendas parciales que introducen importantes cambios en el texto inicial. El PSOE expresó sus dudas sobre esta alianza y anunció condiciones para permitir la aprobación de la reforma.

En esta tesitura, y con el periodo estival de por medio, el Estatuto canario se había dejado aparcado en el Congreso, si bien los dos diputados de Coalición Canaria, Luis Mardones y Ana María Oramas (ahora en el Grupo Mixto tras la disolución de su grupo parlamentario) dirigieron hace un par de semanas un escrito a la Mesa del Congreso exigiendo que se constituyera de una vez la Ponencia.

Alegaban que el debate de toma en consideración se había producido el pasado 6 de febrero y no había razón "objetiva ni reglamentaria" para esa "paralización". Finalmente, el presidente de la Comisión Constitucional, el socialista Alfonso Guerra, ha decidido convocar la primera reunión de la Ponencia el miércoles de la próxima semana.

Sea como fuere, los grupos parlamentarios admiten serias dificultades para cerrar un acuerdo en el breve plazo de tiempo que resta para que acabe la legislatura, dado que las diferencias se sitúan en temas clave como el sistema electoral.

ESTATUTO DE CASTILLA Y LEON.

Paralelamente, está previsto que el próximo martes día 25 de septiembre finalice el plazo de enmiendas parciales al Estatuto de Castilla y León, una reforma en la que hay consenso entre las dos fuerzas mayoritarias y que podría acelerar así su tramitación.

De hecho, si se cierra el plazo de enmiendas del texto castellanoleonés, en un breve plazo de tiempo se podría convocar la Ponencia, y en el Grupo Socialista no descarta que esta discusión pueda anteponerse a la del Estatuto canario.

Eso sí, ese adelanto supondría romper la regla no escrita que ha regido hasta ahora para aprobar las reformas estatutarias siguiendo el orden de llegada a la Cámara Baja. Por ello, el PSOE quiere consensuar con el Partido Popular todo el calendario estatutario, que incluye no sólo el Estatuto de Canarias y Castilla y León, sino también el de Castilla-La Mancha.

CASTILLA-LA MANCHA.

Por lo pronto, la Junta de Portavoces del Congreso sigue sin poner aún fecha al debate de toma en consideración de la reforma castellanomanchega, que se registró en febrero. Los dos grupos mayoritarios deben decidir si son partidarios de aplazar su discusión en Madrid para las nuevas Cortes que se constituyan tras elecciones generales u optan por arriesgarse a abrir su trámite antes de que acabe la legislatura, teniendo en cuenta que los plazos son muy ajustados.

Aunque en principio el PSOE es partidario de dejar la discusión de la reforma castellanomanchega para la próxima legislatura, su debate de toma en consideración podría fijarse a principios de octubre, pero para entonces la Cámara estará inmersa en el debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2008, lo que recortaría los márgenes de actuación.