El Congreso recibe hoy al Consejo de los Españoles en el Exterior para seguir estudiando alternativas al voto rogado

Publicado 12/11/2018 7:22:10CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Congreso recibe este lunes a miembros del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior para seguir estudiando posibles alternativas al voto rogado que se exige a los españoles residentes en el extranjero, un sistema que todos los grupos coinciden en que hay que sustituir porque no ha favorecido la participación en cada convocatoria electoral que ha habido desde 2011.

Hace dos semanas, el Gobierno de Pedro Sánchez trasladó a la subcomisión de la Cámara Baja que estudia una posible reforma de la Ley Electoral un informe con sus sugerencias para acabar con el voto rogado.

Y ahora la subcomisión recibirá una comparecencia conjunta de diferentes miembros del citado Consejo, encabezados por su presidente, Eduardo Dizy Sánchez, que expondrán a sus señorías los ruegos y reivindicaciones de los españoles residentes fuera de nuestras fronteras ante cada cita electoral.

Unos testimonios que podrían ayudar a los diputados durante la redacción de posibles soluciones a la fórmula del voto rogado, que trabajarán sobre la base del informe que el Ejecutivo les hizo llegar y que, de entrada, tuvo buena acogida, aunque aún no se ha comenzado a trabajar sobre él oficialmente.

PLANTEAN VOTAR EN UNA PAPELETA EN BLANCO

En dicho informe, elaborado en el último mes por técnicos de los Ministerios de Exteriores, Interior y Migraciones junto al portavoz del PSOE en esa comisión, Gregorio Cámara, se parte de la eliminación del ruego del voto, que obliga a los electores que viven en el extranjero solicitar previamente el voto en cada convocatoria de generales, autonómicas y europeas.

En concreto, el Gobierno y el PSOE establecen que los españoles residentes en el extranjero reciban toda la documentación electoral "con tiempo suficiente" para poder votar --en concreto creen que se pueden ganar "17 días"--, y que se les adelante una papeleta en blanco donde podrán escribir su opción política.

Los electores tendrán que esperar a conocer todas las candidaturas, que se les facilitará a través la página web del Ministerio de Exteriores, vía telefónica o a través de la oficina consular correspondiente, antes de poder emitir su voto.

Además, tendrán dos opciones, como hasta ahora, para poder votar: bien acudir presencialmente al Consulado, para lo cual tendrán cuatro días en lugar de dos como actualmente, o hacerlo por correo ordinario, sin la exigencia de que sea certificado, garantizando así "la gratuidad absoluta" del voto. En ambos casos, se certificará la emisión del voto con un sello.

¿ESTARÁN LISTOS LOS CAMBIOS PARA LAS EUROPEAS Y AUTONÓMICAS?

Asimismo, la propuesta redactada por el Ejecutivo y el PSOE establece que la ley habilite al Gobierno a modificar, en colaboración con la Junta Electoral Central (JEC), un procedimiento exclusivo en aquellos países donde no sea posible seguir el procedimiento general establecido.

La idea es que los cambios de la Ley Electoral relativos al voto de los españoles en el exterior puedan estar listos para las elecciones europeas y autonómicas de la próxima primavera --como así sugirió el presidente Pedro Sánchez--. Para ello, la reforma electoral en este aspecto debería estar concluida, como muy tarde, en enero, según apuntan desde el PSOE.

Contador