Publicado 30/11/2021 21:13CET

El Congreso tumba los intentos de PP y Vox de reprobar a Marlaska por el tercer grado concedido al asesino de Lardero

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una sesión plenaria en el Congreso
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una sesión plenaria en el Congreso - A. Pérez Meca - Europa Press

El grueso de grupos censura a los de Abascal por aprovechar su iniciativa para reclamar la cadena perpetua para los crímenes más execrables

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Congreso ha rechazado este martes la pretensión de Vox y PP de reprobar al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, como responsable máximo de que Instituciones Penitenciarias concediera el tercer grado al autor del asesinato de un niño de nueve años en Lardero (La Rioja) en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la prisión.

Ambos partidos han sometido a debate y votación del Pleno sendas mociones, que son consecuencia de la interpelación que dirigieron hace dos semanas al titular de Interior cuestionando el control que se aplicó al asesino de Lardero tras su excarcelación en 2020 y defendiendo la prisión permanente revisable que el Gobierno cuestiona.

En dichas mociones, tanto el PP como Vox reclamaban la censura del ministro, pero ninguna de ellas ha sumado los apoyos necesarios. La de los 'populares' ha cosechado 140 votos a favor, entre ellos los de Vox y Ciudadanos, y 184 en contra, mientras la de los de Santiago Abascal sólo ha sumado 49, todos ellos de sus diputados.

En el caso del PP, el cese se justificaba por su gestión en la concesión de permisos y progresión de grado de presos peligrosos, condenados por delitos muy graves y sin rehabilitación, en casos como los violadores, pederastas o terroristas.

POLÍTICA PENITENCIARIA "COMO INSTRUMENTO DE REVANCHA"

En defensa de su propuesta, el diputado Luis Santamaría ha pedido al presidente, Pedro Sánchez, que ponga la política penitenciaria "al servicio de la reconciliación" y deje de usarla como "instrumento de revancha" o para "blanquear" a Bildu.

De su lado, Vox, a través de su diputada Macarena Olona, pedía censurar a Marlaska por su "negligente" gestión al frente de Instituciones Penitenciarias, pero aprovechaba su iniciativa para emplazar al Gobierno a endurecer la actual regulación de la prisión permanente revisable introduciendo en el ordenamiento jurídico la cadena perpetua para los crímenes más execrables, como sería el del asesinato del niño de Lardero.

Una solicitud esta última criticada por diversos grupos, también por el PP, que la considera "inconstitucional", y Ciudadanos, que ha pedido a los de Santiago Abascal que "no hagan trampas" mezclando en una misma iniciativa la reprobación de Marlaska, que ha hecho extensible al presidente Sánchez, y la introducción de la cadena perpetua.

UTILIZAR A LAS VÍCTIMAS ES "RUIN"

Desde el PSOE se ha acusado a ambos partidos de "pelear" para ver quién tiene "el discurso más miserable" sólo para sacar "rédito político" del dolor de las víctimas, lo que consideran "ruin", y han censurado que atribuyan a Marlaska la responsabilidad de la muerte del pequeño de Lardero.

La misma crítica han realizado otros grupos como Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno, el PNV o el PDeCAT. El grupo confederal ha acusado tanto al PP como a Vox de practicar "populismo penal" y de "utilizar" a las víctimas para cargar contra el Gobierno.

Marlaska es, con diferencia, el ministro que acumula más reprobaciones en lo que va de legislatura. Tanto el PP como Vox y Ciudadanos han solicitado en diversas ocasiones al Congreso que le señalara por asuntos como el acercamiento de presos de ETA a las cárceles del País Vasco, p por el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, y ahora por el asesinato de Lardero. Sin embargo, ninguna de ellas ha prosperado hasta la fecha.

Para leer más