Actualizado 30/05/2008 15:31 CET

Consulta.- Azkarraga dice que "la sociedad vasca se podrá pronunciar a pesar de las maniobras políticas y judiciales"

Acusa a Garzón de "vago" y a Juan Pablo González de "militante de la extrema derecha", mientras confía en que el pleno se celebre el 27

VITORIA, 30 May. (EUROPAPRESS) -

El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, aseguró hoy que "la sociedad vasca se podrá pronunciar aún a pesar de las maniobras políticas y judiciales" que puedan producirse en contra del Proyecto de ley de consulta aprobado por el Gobierno autonómico. Además, acusó al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de "vago y mal juez", y al vocal del Consejo del Poder Judicial Juan Pablo González, que ayer criticó la iniciativa, de ser "militante activo de la extrema derecha judicial".

En una rueda de prensa en Vitoria en la que dio a conocer una encuesta sobre siniestralidad laboral, el responsable autonómico de Justicia se refirió, a preguntas de los periodistas, a las declaraciones efectuadas ayer por Garzón, quien criticó que el tripartito pueda buscar el apoyo de EHAK a la consulta, y a las palabras de González en las que recordaba la posibilidad que existe de suspender la autonomía en el País Vasco.

"Estas amenazas me traen al pairo", proclamó, para a continuación recordar que en 2004 se produjo una situación similar con el Plan Ibarretxe, finalmente aprobado en el Parlamento vasco pero rechazado posteriormente en el Congreso de los Diputados.

Azkarraga avisó de que, aunque "sigan amenazando", el Gobierno vasco "seguirá caminando", por lo que advirtió a quienes se oponen a la consulta de que "tengan la seguridad de que la sociedad vasca se podrá pronunciar, aun a pesar de las maniobras políticas y judiciales que pueda haber en contra" de la propuesta de Ibarretxe.

No obstante, preguntado acerca de si dicha afirmación supone que el tripartito celebrará la consulta a pesar de que esta sea suspendida por los tribunales, no aclaró que posición adoptará el Ejecutivo. "Cuando eso se produzca, tomaremos la decisión que haya que adoptar, pero demos tiempo al tiempo", señaló.

De todas formas insistió en que "extrañaría desde el punto de vista democrático que haya una suspensión ante la posibilidad de que una sociedad se pueda pronunciar de forma libre y democrática".

"MANIOBRAS

Respecto a la posibilidad de que el pleno para la votación de la convocatoria de la consulta, previsto para el 27 de junio, pueda retrasarse, reconoció que "puede haber maniobras" en este sentido, pero se mostró confiado en que la sesión pueda celebrarse "con absoluta normalidad" el 27 de junio.

Sobre el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, autor del auto de suspensión de actividades contra EHAK y ANV, denunció que "no pierde la oportunidad de demostrar lo mucho que le interesa la política y lo mucho que sus opiniones políticas influyen en sus decisiones judiciales, y lo poco que le importa la Justicia".

"Es una parte interesadísima en la causa contra EHAK, y la decencia, que no sé si la tiene, le exigiría cuando menos abstenerse de opinar", señaló, para a continuación afirmar que el hecho de que "un juez como Garzón opine sobre los voto que le dejen de interesar o no a un político tendría que llamar la atención de cualquiera que crea en la división de poderes".

"ATROPELLO A LA DEMOCRACIA"

Azkarraga reclamó al juez que "deje la toga y vuelva a la política", puesto que "hacer política desde un juzgado, atropella la democracia", algo que consideró que Garzón "lleva mucho tiempo" haciendo. "Me sorprende que Zapatero defienda al gran jurista Garzón, como todavía ayer se manifestaba", comentó, cuando, a su juicio, se trata de un juez que "no ha iniciado nunca ningún proceso de investigación propia", puesto que "todos sus autos se basan en informes de la Guardia Civil y la Policía Nacional".

"No sólo es un juez vago, sino que es un mal juez, cuyas instrucciones son puestas en cuestión constantemente por endebles cuando pasan a otras instancias", añadió.

"FALTA DE LEGITIMIDAD"

Respecto a González, quien ayer apuntó que existe la posibilidad de aplicar la suspensión de autonomía en Euskadi debido a la ilegalidad en la que, en su opinión, incurre la consulta, destacó que es "un personaje que lleva prácticamente dos años aferrado a un Consejo General del Poder Judicial falto de toda legitimidad", ya que sus integrantes "debían haber cesado en sus puestos hace casi dos años".

En su opinión, el vocal del máximo órgano de gobierno de los jueces "es un militante activo de la extrema derecha judicial, que no tiene ninguna legitimidad". "El problema de estas personas es que con sus continuas actuaciones, amparándose en ese puesto que no es el suyo ya, están destrozando la credibilidad de la Justicia", insistió.

Respecto a la posibilidad de que la consulta salga adelante gracias al apoyo de EHAK, criticó la "hipocresía" de quienes acusan al Gobierno de buscar esta posibilidad, y recordó que se trata de un grupo presente en la Cámara por "el voto libre" de los ciudadanos.