Cospedal mantiene que no ordenó el borrado de los ordenadores de Bárcenas pero defiende que se aplicó el protocolo

Actualizado 20/06/2019 22:22:40 CET
442341.1.500.286.20190620201703
Vídeo de la noticia

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha mantenido este jueves su versión sobre el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas, sobre lo que ha dicho que no ordenó nada, aunque sí ha matizado que a esos dispositivos se les aplicó el protocolo habitual sobre el material de trabajadores que ya habían dejado el partido.

En el juicio en el Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, donde ha comparecido en calidad de testigo, Cospedal ha explicado que cuando en el PP se tuvo conocimiento de que Bárcenas tenía "una cuenta irregular en Suiza de cuarenta y tantos millones, la presunción de inocencia ya no iba a ninguna parte", ya que se trataba de "un hecho escandaloso y vergonzante".

Esta circunstancia, unida al hecho de que el extesorero había presentado una demanda de conciliación contra el partido "para intentar demostrar que seguía trabajando en el PP", ha insistido una vez más en que fue ella misma la que tomó la decisión de prohibirle la entrada en la sede de la calle Génova de Madrid.

Y es que desde que fue cesado como tesorero hasta ese momento en que se le prohibió la entrada, Bárcenas había seguido acudiendo a la sede cada día, pero Cospedal ha querido dejar muy claro que no fue ella quien autorizó a que utilizara la Sala Andalucía del edificio. En este sentido, ha insistido varias veces en que el extesorero no estaba "ocupando" esa sala, sino que se le había permitido dejar allí sus "efectos personales".

"MILITANTE DE BASE"

Cospedal, que se ha calificado como una "militante de base" del PP, ha llegado a mediodía a la sede de los juzgados de Madrid, si bien no ha empezado a declarar hasta pasadas las siete de la tarde debido al retraso que llevaba la sesión. La ex secretaria general ha estado esperando en la habitación reservada para los testigos y ha entrado en la sala de vistas cojeando y ayudada de una muleta.

La exdirigente 'popular' no se ha referido en ningún momento a Bárcenas por su nombre ni apellido, sino que siempre ha aludido a él como "esa persona". "No recuerdo cuántos días después se me dice que esta persona ha puesto una demanda reclamando los ordenadores y que por lo tanto hay orden de no tocarlos hasta saber qué pasa con la demanda", ha explicado Cospedal en un momento de su declaración.

Asimismo, Cospedal ha admitido, a preguntas del abogado del PP, Jesús Santos --la única defensa que ha preguntada a la ex 'número dos' del partido--, que los "enfrentamientos" judiciales con Bárcenas han causado un coste personal y profesional, tanto a ella como al partido, "muy grande". "Entre otras cuestiones estoy aquí sentada, pero estoy encantada de colaborar con la justicia".

LAS DEMANDAS

En esta línea, ha recordado que ha tenido que defenderse en los tribunales de "esta persona que tiene la mala costumbre de mentir". Así ha mencionado que una de las demandas ya la ha "ganado", por lo que Bárcenas ha acudido al Tribunal Constitucional; y otra ya ha sido archivada. Además, ha apuntado que va a "reactivar" otra demanda contra el extesorero por vulneración del derecho al honor.

Por otro lado, la fiscal ha querido saber si los despachos en el edificio de la calle Génova, como el suyo propio, son cerrados con llave, a lo que la testigo ha enfatizado que la Sala Andalucía "no va a ser la única sala de toda la sede donde solo haya una llave".