Las cuatro intoxicaciones leves de Tetuán se debieron a una mala combustión en la caldera

Actualizado 17/01/2008 20:04:16 CET

Dos mujeres y dos niños fueron ingresados en Valdecilla y la Residencia

SANTANDER, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las cuatro intoxicaciones leves que se produjeron esta mañana en un primer piso del número 34 de la calle Tetuán de Santander se debieron, finalmente, a una mala combustión en la caldera -y no a un escape de gas como se creyó en un principio-, según confirmaron a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

A consecuencia del suceso, que se originó en torno a las 13.30 horas, dos mujeres y dos niños fueron ingresados en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y en la Residencia de Cantabria, respectivamente, aunque ninguno de los cuatro afectados reviste gravedad por lo que se recuperarán normalmente y, probablemente, reciban el alta esta misma tarde.

El Parque de Bomberos municipal recibió un aviso de la Policía Nacional a las 13.31 horas y una dotación se desplazó hasta el lugar de los hechos donde llegaron siete minutos después, y en donde se encontraban ya efectivos de la Policía y técnicos de la empresa del gas quienes, tras revisar las instalaciones, constataron que las inhalaciones se debieron a una mala combustión en la caldera.

Después de que los intoxicados hubieran sido evacuados a los centros hospitalarios en ambulancia, los bomberos y los agentes policiales procedieron a cerrar la llave y a ventilar el gas acumulado en el piso.