Actualizado 30/11/2009 15:10 CET

CyL registró 2.599 incendios forestales en 2009, un 33% más que en el decenio

incendio
Reuters

VALLADOLID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma de Castilla y León registró 2.599 incendios forestales en el año 2009, un 33 por ciento por encima de la media del último decenio (1.942 incendios de media) pero por debajo de los años 2000 y 2005, ejercicios también muy secos y calurosos en los que se registraron 2.748 y 2.939 incendios, respectivamente.

Además y según los datos aportados por la vicepresidenta primera de la Junta y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, el porcentaje de conatos --fuegos por debajo de la hectárea-- se mantuvo este año por encima del 50 por ciento (51,9 por ciento), un 6,24 por ciento por encima de la media del decenio (45,66 por ciento), lo que "consolida" la eficacia del dispositivo de extinción de incendios de la Comunidad --el 86 por ciento de los incendios quedaron controlados en menos de tres horas--.

Por su parte, entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 2009 se han quemado en Castilla y León 6.900 hectáreas de superficie arbolada, extensión que supera a la media del decenio (4.942 hectáreas) pero que se sitúa también por debajo de otros años secos y calurosos como 2005 (9.725 hectáreas arboladas quemadas), 2000 (9.485) y 2003 (8.683).

Ruiz recordó en este sentido que el "gran incendio" registrado el pasado verano en el valle del Tiétar, en Ávila, quemó 2.980 hectáreas por lo que destacó que, de no haberse producido, la superficie arbolada quemada en 2009 habría estado por debajo de la media del decenio.

En total, la superficie forestal quemada en Castilla y León en el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de octubre ascendió a 27.838 hectáreas, "muy próximo" a la media del decenio (26.336) y por debajo también de los años 2000 (66.516), 2005 (46.055) y 2003 (32.783).

En el balance de la campaña de incendios de 2009, Ruiz constató también el "elevado" número de situaciones de riesgo para la población, con un total de 75 fuegos declarados nivel infocal 1 (50) y 2 (25), si bien alabó la "buena articulación" en la declaraciones de los citados niveles de peligro para las personas, las infraestructuras, los bienes o las masas arboladas.

Ruiz admitió asimismo que la "extrema sequedad" del combustible provocó este año un incremento del número de grandes incendios, aquellos que superan las 500 hectáreas quemadas, con un total de 8 en Castilla y León (sólo por debajo del año 2005, con 15) y 32 en todo el territorio nacional. En concreto, los ocho grandes incendios computados en la Región este año se ubicaron en Castrocontrigo-Justel, Peranzanes, Murias de Paredes y Benuza (León), Medinaceli (Soria), Condado de Treviño (Burgos), Arenas de San Pedro (Ávila) y Mahide (Zamora).

FUEGOS CAUSADOS POR EL HOMBRE

Respecto a la causalidad de los incendios, la consejera de Medio Ambiente hizo especial hincapié en que el 94 por ciento de los fuegos registrados en 2009 se debieron a la acción del hombre --de origen intencionado (56 por ciento) o por negligencias causadas por el hombre (38 por ciento)--, un dato "muy reseñable", apuntó Ruiz, que concluyó que la cifra de incendios registrados en Castilla y León habría inferior si se hubiesen extremado el cuidado al máximo.

Se da la circunstancia, además, de que la causa principal de los incendios de nivel 1 y 2, "los más peligrosos", fue la intencionalidad, con un 70 por ciento de los casos, ante lo que la consejera apostó por reforzar la presencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como ya solicitó este verano al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que remitió a Ruiz a una reunión con la dirección de la Guardia Civil "aún por concretar".

Ruiz destacó asimismo el trabajo llevado a cabo por las brigadas de investigación de incendios de la Comunidad Autónoma, con un total de 1.903 investigaciones iniciadas en 2009 que han derivado, a su vez, en 68 informes o denuncias por la vía penal, por entenderse que responden a conductas delictivas; 184 informes o denuncias en vía administrativa y 168 reclamaciones de gastos.

En este punto, la vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente constató la necesidad de conocer con mayor profundidad el resultado de estas investigaciones ya que, hasta la fecha, hay que esperar a la memoria de la Fiscalía. Ruiz defendió que conocer el resultado exacto de las investigaciones puede ayudar a acabar con algunas prácticas de incendios intencionados, máxime en un año en el que han alcanzado un volumen "tan elevado".

Por otro lado, los efectivos de Castilla y León han intervenido en 42 ocasiones en otras comunidades autónomas y el Portugal, con un total de 25 actuaciones en este último caso para evitar afecciones a la masa forestal castellanoleonesa y en el país vecino. Además, este año se han registrado 28 intervenciones de otras comunidades autónomas y Portugal en el territorio regional, con especial atención a la colaboración desde Madrid.

Para María Jesús Ruiz, el hecho más lamentable de la campaña de incendios de 2009 fue la pérdida de la vida de dos personas en el fuego de Arenas de San Pedro, un trabajador de la Comunidad de Madrid y un vecino de la zona, ante lo que recordó que la Junta ha activado un seguro que cubre a los trabajadores en labores de extinción y que asciende a 240.000 euros en caso de fallecimiento.