18 de febrero de 2020
 

La defensa del alcalde de Lugo pide el levantamiento del secreto "por el grave daño moral" que le causa

Actualizado 04/07/2015 20:24:05 CET

Duda que la instrucción "pueda concluir en un plazo razonable" en "perjuicio del derecho de defensa de todos los imputados"

LUGO, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La defensa del alcalde de Lugo, José López Orozco, solicita a la Audiencia Provincial que "declare la nulidad de pleno derecho" del auto del pasado 9 de octubre de la jueza instructora de la 'Operación Pokémon', Pilar de Lara, en el que levantaba parcialmente el secreto en otra parte de la causa, y lo mantenía en el resto un mes más, "por el grave daño moral" que causa a su defendido.

En el recurso de apelación presentado este miércoles por la defensa del regidor lucense, al que tuvo acceso Europa Press, se pide la nulidad del auto del 9 de septiembre por "falta de motivación", por lo que demanda que, al menos "se acuerde alzar el secreto de las diligencias" en lo que se refiere a su representado, "o bien se requiera a la instructora que indique qué diligencias son tan urgentes e importantes y porque no se han realizado desde el anterior requerimiento de la Sala".

Al respecto la defensa de Orozco, que ejerce el letrado Gregorio Arroyo, ha criticado que el nuevo levantamiento parcial "se limita a un número de folios muy limitado". Por ello, sostiene en el recurso que se encuentran "prácticamente en la misma situación y así a lo largo de más de tres años".

"Pese a este levantamiento parcial, nos encontramos sin posibilidad de acceder a las actuaciones, por cuanto, como se recoge en el fundamento primero de la resolución recurrida para agilidad y comodidad de las propias partes, así se dice, se facilitarán a través de copia digitalizada en el correspondiente soporte digital tan pronto finalice el proceso de digitalización", ha lamentado.

"Se alza en parte el secreto de las actuaciones, pero seguimos sin tener acceso inmediato a las mismas", alega y añade que "lo único que se está frustrando a lo largo de tres años de instrucción es el derecho de defensa" de su representado, "manteniéndolo bajo sospecha durante tan dilatado periodo de tiempo".

En esta línea, reprocha que las diligencias de investigación "cuyo conocimiento por las partes podría frustrar el éxito de la instrucción", "parece que siguen sin practicarse, generando en su consecuencia, una auténtica indefensión con esa rutinaria y sistemática prórroga, sin más argumentos, mes a mes".

"No pedimos, como no podía ser de otra forma, que se desvelen las diligencias que se continúan practicando, pero sí sugerimos, que se practiquen sin demora y se vaya levantando el secreto de aquellos folios de los distintos tomos que venían afectados por las mismas, que afecten a mi representado, tal y como pedía el Ministerio Fiscal en su escrito de adhesión a nuestro recurso de apelación", señala.

De este modo, considera que "la señora instructora debería centrarse más en esas diligencias tan importantes y urgentes, para acercar más la fecha del levantamiento total del secreto, y descuidar un poco otros extremos, que se extienden a veces a muchos puntos de la geografía nacional", como exponía en anteriores recursos de apelación.

"NO EXISTE EL MÁS MÍNIMO INDICIO"

En el recurso, recogido por Europa Press, la defensa de Orozco incide en que "de lo actuado y conocido hasta la fecha no existe el más mínimo indicio de su participación en supuestos hechos delictivos".

"Por ello, insistimos nuevamente en el grave daño moral que se está causando a mi representado, irreparable, sino también a la institución -Ayuntamiento- e incluso a la ciudad de Lugo", subraya, para preguntarse "si eran tan urgentes e importantes (las diligencias), ¿Cuál es la razón de que no se hayan practicado todavía?".

Así, reitera la solicitud a la instructora de que "diga si esas partes oscurecidas de los folios que siguen bajo secreto afectan" a Orozco, "ya que a tal efecto ha sido requerida por la Sala", recuerda en relación a un auto de la Audiencia provincial.

También insiste en el recurso la defensa de Orozco que éste "ha dejado de ser el centro de atención de la investigación judicial, por lo que, no se le puede mantener ignorante de aquello que le incumbir directamente y que afecta directamente a su derecho de defensa".

A este respecto, añade que "de haberse cumplimentado las piezas separadas que en su día fueron acordadas, y se hubiese aplicado, siguiendo el criterio del fiscal jefe (de Lugo), en orden a la inhibición por razones de competencia territorial, en su escrito de fecha 12 de marzo de 2013, estarían las presentes diligencias aligeradas en su mayor parte, y el levantamiento del secreto sobre la totalidad de las mismas".

FALTA DE MOTIVACIÓN

Además, reitera en este recurso la defensa de Orozco la "falta de motivación" de la resolución recurrida. "Tal y como expusimos en nuestros anteriores recursos de apelación, no ofrece una auténtica y adecuada motivación, por no decir ninguna, limitándose a decir qué folios, de los distintos tomos, siguen bajo secreto", ha señalado. "La motivación, no es que sea jurídicamente insuficiente, es inexistente", ha añadido.

"No consideramos suficiente argumento el alegado en el fundamento segundo de la resolución recurrida, al afirmar, que la propia naturaleza del secreto sumarial impide ser más prolijo y explícito en la motivación del auto, ya que ello implicaría el desvelar las diligencias que se continúan practicando", señala.

"No existe la exigida motivación sustantiva, al no cumplirse los cánones mínimos exigidos por nuestro ordenamiento jurídico-constitucional y haberse alargado en el tiempo, repetimos, sin motivación de clase alguna, a lo largo de más de tres años, por lo que, en lo que se refiere a mi representado, se ha de levantar el secreto de las actuaciones", concluye.