Publicado 29/06/2021 10:05CET

La defensa de Cospedal carga contra la credibilidad de Bárcenas antes de su declaración como imputada en 'Kitchen'

La ex secretaria general del PP y ex ministra María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro (en el extremo derecho de la foto), salen del Congreso de los Diputados, después de la comparecencia de Cospedal en la Comisión de Investigación
La ex secretaria general del PP y ex ministra María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro (en el extremo derecho de la foto), salen del Congreso de los Diputados, después de la comparecencia de Cospedal en la Comisión de Investigación - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La defensa de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha presentado este mismo martes coincidiendo con su declaración en calidad de imputada en 'Kitchen' un escrito en el que apunta que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas --perjudicado en el espionaje que se investiga-- carece de credibilidad, y en el que subraya que el trabajo del inspector que dirigió las pesquisas en Gürtel, Manuel Morocho, no se resintió cuando fue adscrito temporalmente a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía (DAO).

Con este escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Cospedal pretende que el juez Manuel García-Castellón y los fiscales de esta pieza 7 de Tándem tengan "una total información sobre la absoluta falta de credibilidad del señor Bárcenas". Para eso, aporta además una serie de documentos con el objetivo de que sean tenidos en cuenta en la declaración de la que también fuera ministra de Defensa.

En esta pieza, se investiga el operativo 'Kitchen', que se organizó en 2013 con el objetivo de sustraer documentación a Bárcenas que era sensible para dirigentes y para el propio PP. Para ello, desde Interior se utilizaron fondos reservados para ponerle un sueldo de 2.000 euros al chofer del extesorero para tenerle como confidente.

Esta semana pasarán por la Audiencia Nacional tanto Cospedal como su marido, Ignacio López del Hierro, o su jefe de Gabinete, José Luis Ortiz, y deberán responder ante el juez sobre las menciones que el comisario José Manuel Villarejo dejó estampadas en sus libretas y en las que apunta a que tanto ello como el resto tenían conocimiento de todo lo que rodeó al asunto.