Desconocidos sabotean dos puntos de la línea ferroviaria Pamplona- Castejón

Actualizado 25/05/2007 12:38:32 CET
Actualizado 25/05/2007 12:38:32 CET

Desconocidos sabotean dos puntos de la línea ferroviaria Pamplona- Castejón

PAMPLONA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Desconocidos han saboteado dos puntos de la línea ferroviaria que une Pamplona y Castejón, uno de ellos a la altura de Garinoain y el otro entre Marcilla y Villafranca. Los dos ataques, que fueron similares, consistieron en cortar los contrapesos de destensamiento de la catenaria, según informaron desde el Gobierno de Navarra. La Policía Foral investiga si se trata de hechos vinculados a la denominada 'kale borroka'.

El primero de los hechos se produjo a las 23.05 a la altura del Carrascal, en Garinoain, muy cerca del restaurante El Mirador. En este caso, un tren mercancías que circulaba por ese punto ha quedado inmovilizado al llevarse por delante la catenaria previamente atacada, por lo que el tráfico ferroviario entre Castejón y Pamplona está completamente cortado desde medianoche, mientras los operarios de Renfe no resuelvan el problema creado en este punto. El ataque se produjo a la altura del kilómetro 149,8.

En el caso de Marcilla-Villafranca, el sabotaje se produjo en el punto kilométrico 108,6. Sobre las 8 horas de hoy ha quedado repuesta la catenaria afectada en este lugar.

En ambos casos, los saboteadores emplearon el mismo mecanismo para atacar la vía férrea, cortando los contrapesos de la catenaria, de modo que lograban destensarla e inutilizarla.

La línea Pamplona-Castejón quedó interrumpida y se estima que se tardará horas en poder restablecer el tráfico ferroviario ordinario. Hasta que se produzca, los pasajeros de las diferentes líneas, entre ellas el Altaria, están siendo transportados a sus destinos en autobús.

Sos Navarra 112 recibió previamente una llamada anónima de aviso desde una cabina de teléfono advirtiendo de ataques inminentes en la línea Alsasua-Castejón, sin especificar el punto concreto.

Renfe ha habilitado servicios de autobús para trasladar de Pamplona a Tudela y viceversa a los viajeros de las líneas entre estas ciudades y, principalmente, entre Pamplona y Madrid y Barcelona. Según los datos facilitados por esta empresa, se calcula que para las 14 horas será posible solucionar el sabotaje de Garinoain.

Por otro lado, desconocidos colgaron de un puente de la N-132 sobre la AP-15, a la altura de Tafalla, varios neumáticos a los que después prendieron fuego, sobre las 5.30 horas. En Alsasua, también desconocidos quemaron dos contenedores y el Instituto Eunate de la Chantrea apareció esta mañana con candados en sus puertas.