Diputados de PP animan al PSOE a quitar Socialista y Obrero de su nombre y creen que a Zapatero "sólo le falta levitar"

Actualizado 07/07/2008 20:13:07 CET

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los diputados del PP Ignacio Cosidó y Ana Pastor coinciden hoy en criticar el 37 Congreso Federal del PSOE por "el radicalismo de izquierdas" que ha desprendido, le aconsejan que quite Socialista y Obrero de su denominación y consideran que al reelegido secretario general de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, ya "sólo le falta levitar".

Así lo recogen en sus respectivas páginas de Internet, a las que tuvo acceso Europa Press, en las que ambos parlamentarios cuestionan que el cónclave socialista haya solapado la "crisis" económica por la que atraviesa el país para centrarse en sus principales señas de identidad: "la alianza con el poder económico, el adoctrinamiento social y el relativismo moral".

En concreto, el portavoz 'popular' de Interior en la Cámara Baja pone de relieve que si el PSOE tuviera "un mínimo de coherencia" debería haber comenzado su 37 cita socialista cambiando la denominación del partido "por algo así como Confederación Plurinacional de Partidos Radicales Postmodernos".

EL CONCEPTO SOCIALISTA ES "ANACRÓNICO".

Y es que, a juicio de Cosidó, "a estas alturas de la historia" que el PSOE siga manteniendo en su denominación el calificativo de "obrero" parece "una reliquia del pasado". Lo mismo que considerarse "español" resulta algo "cuando menos discutido y discutible", añade el diputado palentino parafraseando la frase que en su día pronunció Zapatero sobre el concepto de nación. "Lo de socialista suena, sencillamente, un poco anacrónico", remacha.

En esta línea, el portavoz 'popular' recalca que el congreso celebrado este fin de semana por el PSOE confirma "el giro ideológico" que, en su opinión, está imponiendo "de forma incontestable" Zapatero al socialismo español "desde el poder absoluto del que goza en su partido, encumbrado en fortaleza del Palacio de la Moncloa".

"Si Felipe González logró desembarazarse de la herencia marxista que lastraba al partido de los años ochenta, homologando al PSOE a los grandes partidos socialdemócratas europeos, ahora Zapatero parece dispuesto a liquidar definitivamente esa herencia situando a su partido en un radicalismo de izquierdas", sostiene Cosidó.

PIDEN A ZAPATERO "UN POCO DE SERIEDAD".

Es más, llega de acusar al PSOE de tratar de construir "un neosocialismo universal" que, según sus palabras, se encuentra más próximo a algunos movimientos populistas de otros continentes que a los partidos de la moderada izquierda europea".

Por su parte, su compañera de partido y la secretaria ejecutiva de Política Social del PP, Ana Pastor, carga en un artículo de su 'blog', titulado '¿Quién se regodea en la crisis? Más respeto a los ciudadanos' contra un congreso socialista que "ha eludido" hablar del temas "más importante" que afecta a la sociedad: "la crisis".

Pastor afea al presidente del Gobierno no sólo que "no se enfrente a este problema", sino que "se haya permitido el lujo de decir que hay quienes se regodean en las dificultades". "Por favor, un poco de seriedad", le reclama a Zapatero, de quien dice que "sólo le falta levitar".