Dirigente de PSOE propone una reforma para desbloquear las investiduras adoptando el modelo vasco

Publicado 08/07/2019 19:13:55CET
El diputado del PSOE por Gipuzkoa y exalcalde donostiarra, Odón Elorza
El diputado del PSOE por Gipuzkoa y exalcalde donostiarra, Odón ElorzaPSE-EE - Archivo

Aboga por trasladar a la Carta Magna y al Reglamento del Congreso el sistema que impide a los partidos votar en contra

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Área de Transparencia y Democracia Participativa de la Ejecutiva Federal del PSOE ha vuelto a plantear a su partido una reforma puntual de la Constitución y del Reglamento del Congreso para impedir los bloqueos a la hora de elegir presidente del Gobierno facilitando investiduras en las que se pueda presentar más de un candidato y los partidos no puedan votar en contra, un modelo similar al que ya se utiliza en Asturias y País Vasco.

Elorza ya trasladó esta propuesta en enero de 2017, tras los bloqueos de 2016 que obligaron a repetir elecciones, pero la dirección del Grupo Socialista que entonces encabezaba Antonio Hernando no la hizo suya. El diputado guipuzcoano vuelve a plantearla ante el riesgo de una nueva investidura fallida, pero ahora es miembro de la Ejecutiva Federal del partido y ocupa un lugar destacado en el grupo parlamentario.

"El sistema vigente, unido a la práctica ausencia de una cultura de pactos, permite un amplio elenco de comportamientos anómalos y actitudes de bloqueo como ha quedado patente --explica--. Las anteriores circunstancias objetivas aconsejan estudiar, con urgencia, la modificación tanto del sistema de presentación como del de votación de la investidura de los candidatos/as a la Presidencia del Gobierno".

ALTERNATIVA PARA DESPUÉS DE FRACASAR LA VÍA ACTUAL

Según la propuesta actualizada de Elorza y recogida por Europa Press, tras fracasar las votaciones de investidura previstas actualmente en la Constitución (una primera donde se requiere mayoría absoluta y la segunda en la que bastan más votos a favor que en contra), el Rey debería llamar de nuevo a consultas a los grupos políticos, que podrán presentar el mismo u otros candidatos siempre que cuenten con la firma de al menos la décima parte del Congreso (35 diputados, el mismo umbral mínimo que se exige en las mociones de censura).

De esta forma los partidos tendrán más facilidades para apoyar a un candidato y se anula la posibilidad de votar en contra (si no les gusta ningún aspirante, como máximo podrán abstenerse), y así desaparece el riesgo de que ninguno de los candidatos obtenga la confianza de la Cámara y, por tanto, que en consecuencia deban disolverse las Cortes Generales y convocarse nuevas elecciones.

"El nuevo sistema propuesto elimina tanto la actitud de bloqueo de no aceptar votando en contra una propuesta del Rey para ser candidato, como la denominada "votación de bloqueo", al no resolverse la obtención de la confianza por la mayoría simple, entendida como la diferencia entre los votos positivos y negativos, sino por la obtención del mayor número de votos afirmativos de entre los candidatos propuestos", detalla.

Elorza recuerda que la experiencia del Parlamento vasco, desde su inicio con un alto grado de multipartidismo, ha demostrado que no se han producido situaciones de bloqueo en la investidura y que tampoco ha habido un exceso de aspirantes, pues en la mayoría de las legislaturas ha sido propuesto un único candidato y en un número muy limitado de ellas han sido dos los candidatos propuestos.

SIN TOCAR LAS COMPETENCIAS DEL REY

El exalcalde de San Sebastián evita modificar el título de la Corona, que exigiría una reforma reforzada de la Constitución que exige referéndum, disolución de las Cortes y ratificación por el nuevo Parlamento. Su cambia se centra en el Título III relativo a las Cortes Generales modificando sólo el apartado 4 del artículo 99 de la Carta Magna.

"Conviene advertir, de entrada, que en caso de adoptar este nuevo sistema, tras una primera sesión de investidura fallida y conforme al procedimiento seguido hasta ahora, la función moderadora y arbitral del Rey se mantendría siempre en lo que se refiere a su capacidad tanto para proponer como para nombrar en base al artículo 62 de la CE en su Título II", aclara.

Contador