Domènech (CatComú) pide un frente común del catalanismo contra el "peor presidente" de España

Domenech
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2017 22:25:14 CET

Exige a Iceta y Parlon apoyo para echar a Rajoy y anuncia que llevarán el 1-O al Parlamento Europeo

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de CatComú y portavoz de EnComúPodem en el Congreso, Xavier Domènech, ha pedido articular un frente común del catalanismo amplio y transversal ante una situación excepcional provocada por el Gobierno de Mariano Rajoy, el "peor presidente" de España, y no el presidente de todos.

"Ahora como nunca se debe preservar la unidad del catalanismo, esta unidad transversal absolutamente amplia que debe servir para acabar con la situación de excepción" en la que se encuentra Catalunya, ha sostenido este domingo en rueda de prensa junto a la portavoz de CatComú, Elisenda Alamany, y al dirigente del partido y eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun.

Ha dicho que el Gobierno de Rajoy está inhabilitado después de la actuación de los cuerpos policiales para impedir el referéndum, en una jornada "durísima" tras la que ve necesario construir mayorías lo más transversales posibles, en las que aboga por que esté el PSC, para lograr articular una respuesta amplia y pacífica, estando a la altura de la movilización ciudadana durante el 1-O.

"Es el momento de la máxima unidad de las fuerzas políticas del catalanismo que quieren defender la soberanía, el derecho a decidir y el autogobierno de Catalunya", ha reiterado, y ha rechazado posicionarse sobre la postura que debería adoptar la Generalitat, ya que el Govern todavía no ha comparecido tras la votación.

Ha destacado que la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y miembro de la ejecutiva del PSOE, Núria Parlon, ha pedido en las redes sociales la dimisión de Rajoy, a quien también ha criticado el líder del PSC, Miquel Iceta, por lo que les ha pedido trabajar para impulsar una moción de censura: "Que las palabra son se las lleve el viento", ha dicho, y ha confiado en que el PSOE adquiera este compromiso.

"PARÁMETROS DE VENGANZA"

Considera que la actuación del Gobierno tiene más que ver con la lógica de la confrontación que con la de buscar soluciones, y ha dicho que el hecho de que se haya acudido a colegios que tenían asignados dirigentes catalanes, como el del presidente del Govern, Carles Puigdemont, demuestra que "actúa más a partir de parámetros de venganza" que de la defensa del Estado de Derecho.

Ha sostenido que un día más del PP gobernando es una vergüenza para todos los demócratas, y ha asegurado que Rajoy miente cuando afirma que es el presidente de todos y que es absolutamente ajeno a la realidad de Catalunya, pero "tampoco representa a una gran parte de la población de España", que se ha movilizado contra la actuación del Gobierno de este domingo.

Domènech, que ha estado en contacto con la Taula per la Demòcracia y prevé movilizaciones, ha criticado que el Gobierno primero negó las libertades, después la democracia, y "finalmente ha demostrado que tampoco quiere la paz", por lo que ha asegurado que el PP se ha convertido en una amenaza para las libertades, la democracia, la paz y la seguridad de la ciudadanía.

Preguntado por si el resultado del referéndum es válido, ha recordado que CatComú ya definió la jornada como una movilización y ha descartado posicionarse porque todavía no se conocen los resultados de una votación en la que "el pueblo de Catalunya ha lanzado un mensaje absolutamente contundente, de unidad y transversalidad".

EXIGENCIAS A EUROPA

Ha advertido a Europa de que "no es aceptable" que siga defendido que se trata de un asunto interno sin posicionarse, porque se ha producido una vulneración de derechos y la relación entre Catalunya y el Gobierno central es la principal crisis que existe en Europa en estos momentos, según él.

Así, considera que Europa debe mediar e interceder para asegurar los derechos y libertades en Catalunya, motivo por el cual prevén presentar este lunes una iniciativa en el Parlamento Europeo en este sentido y "para que se deba pronunciar de una vez" sobre el asunto, algo que confía que apoyarán los grupos parlamentarios.

Ha lamentado que "el pueblo de Catalunya y todos los pueblos hermanos del Estado han visto niveles de represión que no se habían visto nunca en democracia" en Europa, con pelotas de goma, prohibidas en Catalunya, y gases lacrimógenos contra una movilización pacífica que sólo quería votar y que ha respondido de forma ejemplar y conmovedora por su firmeza.