Actualizado 09/12/2007 14:29 CET

Los dos tripulantes españoles retenidos en Mauritania tras el choque de su pesquero son naturales de Marín (Pontevedra)

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los dos tripulantes españoles retenidos ayer en Mauritania tras el choque de su pesquero contra una piragua de pesca en aguas del país africano, son naturales de Marín (Pontevedra). Los gallegos, que están en libertad pero no pueden abandonar el país, son el patrón de Pesca y el patrón de Costa de la embarcación 'Bahía de Portosanto', un barco con bandera mixta, en el que faenaban con otros siete mauritanos en las inmediaciones de Cabo Blanco.

La tripulación del barco fue trasladada a dependencias policiales el viernes, tras desembarcar en el puerto de Nouadhibou "para determinar el nivel de responsabilidad del barco español y sus ocupantes", según informaron fuentes de seguridad mauritanas, bajo el anonimato a la agencia de noticias marroquí MAP. El motivo fue que las autoridades mauritanas hallaron el cuerpo sin vida de una persona cerca del lugar del choque, y están comprobando si existe alguna relación con dicho suceso.

Sin embargo, estas fuentes matizaron que los dos pescadores "no se encuentran detenidos" y podrían recibir autorización para abandonar el país después de prestar declaración ante la Fiscalía mauritana, según informaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores a Europa Press. Ambos tienen ya libertad de movimientos tras pasar un periodo de tiempo retenidos en la comisaría de la ciudad de Nouadhibou.

El hermano del patrón de Costa, Sebastián Portas, en declaraciones al diario 'Faro de Vigo', recogidas por Europa Press, afirmó que su hermano, José, "estaba un poco nervioso y esperando que todo se aclare". "Esperamos que mañana se resuelva", confió.

Asimismo, indicó que apenas habían hablado "porque se escuchaba mal", pero que, tras preguntarle si estaba bien, le dijo que "sí", y que no llegó a estar en la cárcel, "y eso es lo importante". "Estaban en el barco e iban a cenar; no estuvieron detenidos, ni en prisión", confirmó Sebastián.

(EUROPA PRESS GALICIA)