El dueño de Moncloa.com asegura al juez que no tiene nada que ver con Villarejo y niega cualquier práctica de extorsión

Actualizado 19/11/2019 21:03:42 CET

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El dueño de Moncloa.com y Merca2, Alejandro Suárez, ha declarado este martes en la Audiencia Nacional que no ha tenido nunca relación con el comisario jubilado y ahora en prisión provisional José Manuel Villarejo ni con nadie de su entorno y ha negado taxativamente cualquier práctica de extorsión con los materiales del expolicía que su medio de comunicación recibe filtrados, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

Suárez comparecía ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 Manuel García Castellón y la Fiscalía Anticorrupción junto a Ricardo Ducazcal, director de relaciones institucionales del Grupo Merca2, investigados ambos por un presunto delito de extorsión en las pesquisas que se siguen en una de las piezas separadas y secretas de la macrocausa Tándem.

De acuerdo a las fuentes consultadas, Suárez ha respondido a todas las preguntas del juez y los fiscales salvo a la relativa al origen de los audios y la documentación elaborada por Villarejo que ha venido difundiendo en moncloa.com y que ha destapado actividades supuestamente ilícitas del comisario que, en algunos casos, aún no obraban en la causa.

En su declaración y al igual que Ducazcal, ha defendido su derecho a preservar la fuente de estos contenidos y ha rechazado haberlos utilizado en cualquier práctica relacionada con la extorsión.

Su defensa ejercida por Durán&Durán, además, ha pedido al juez que deje de estar investigado y ha relacionado este hecho con que sus publicaciones afectan a personalidades de la política y la economía en España.

En declaraciones a Europa Press, el letrado Miguel Durán ha puesto en valor que Suárez haya decidido declarar y responder a todo salvo a lo relativo a la fuente de sus informaciones, dado que las actuaciones están secretas y tenía el derecho a guardar silencio.

Asimismo, ha incidido en que Moncloa.com y el grupo Merca2 "no van a dejar de seguir respondiendo a criterios y principios sagrados del periodismo".

En su opinión, es "peligroso" abrir la espita de relacionar "informaciones molestas sobre gente poderosa política o económicamente" con la extorsión y supone "una malísima noticia para la profesión periodística, porque significa que lo que se quiere es amordazar al periodista".

Contador