Duran erige a CiU como la única fuerza capaz de acercar a PP y PSOE para lograr una ley de educación estable

Actualizado 23/02/2008 13:33:35 CET

Dice que CiU no permitirá que el Gobierno intervenga en el modelo lingüístico catalán en las escuelas

BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato de CiU a las elecciones generales, Josep Antoni Duran, erigió hoy a la federación como única fuerza política capaz de acercar a PP y a PSOE para lograr una ley de educación que vaya más allá de una o dos legislaturas.

En un acto con profesionales de la educación, subrayó que no habrá calidad en la educación si no hay estabilidad, algo que no es posible si cada vez que cambia el color del gobierno se aprueba una nueva ley del sector. "Los responsables políticos no hemos sido capaces de garantizar la estabilidad", reconoció.

El líder democristiano aseguró que "si hay una fuerza en todo el conjunto del Estado que puede garantizar un pacto de educación es CiU", ya que ha sido capaz de pactar y modificar leyes que han salido "de la matriz del PP y también del PSOE". Por ello, abogó por "conciliar la postura del PP y del PSOE en todos los ámbitos", no sólo en la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Indicó que lo importante en esta asignatura es el contenido, que debe ser regulado por las comunidades autónomas, y añadió que la regulación de la Generalitat sobre este asunto es "impresentable" porque invade la esfera educativa de los padres.

El pacto educativo --continuó-- debe reintroducir valores como la autoridad y el esfuerzo, reintroduciendo la evaluación periódica de resultados. Abogó también por destinar más recursos para formación del profesorado con un programa de formación continua y con la posibilidad de que los maestros puedan tomarse un año sabático.

GRATUIDAD DE LA EDUCACIÓN.

Duran remarcó que "no hay igualdad y libertad auténtica en la educación si no hay gratuidad", y aseguró que CiU ha sido la única fuerza "que ha dado la cara" por la gratuidad, luchando por modificar los módulos de concierto año tras año. Apostó, en este sentido, por extender el concierto hasta los 18 años.

El candidato de CiU explicó que él estudió en la escuela pública y lleva a sus hijas a la concertada. Para él, "no se corresponde con una sociedad de libertad y de progreso" que se plantee un "dilema de confrontación" entre los dos tipos de educación. "CiU ha huido de la confrontación interesada: Ni una ni la otra; las dos deben ser escuela de calidad a partir de la libertad de los padres de escoger".

Dejando claro que son los padres los responsables de la formación de sus hijos y que delegan en la escuela y en la administración, consideró que "hoy, y menos en Catalunya, no existe una garantía absoluta de libertad para escoger escuela".

También se refirió a la Formación Profesional, asegurando que es una "asignatura pendiente", y apostó por la enseñanza del catalán, el gallego y el euskera en las escuelas oficiales de idiomas. En materia lingüística, dejó claro que no permitirán que otra administración que no sea la Generalitat intervenga en este sentido, tal y como prevé el PP en su programa electoral.

Apuntó también que sólo el 4% de los alumnos catalanes tiene acceso a beca, lo que significa que "Catalunya es discriminada". Por ello, reclamó la transferencia del sistema de becas y multiplicar por cuatro los recursos.

Duran --acompañado de la diputada de CiU en el Parlament Irene Rigau; de la número tres por Barcelona, Mercè Pigem, y del número siete, Manel Silva-- pidió también más recursos para que las autonomías puedan crear más plazas de guardería, subrayando que CiU no prometerá plazas como sí hace la candidata socialista, Carme Chacón, porque es la Generalitat quien tiene esa competencia.