Enmiendas a la ponencia del PSC en el Congreso del PSOE piden grupo propio en Madrid y apoyo a la autodeterminación

Actualizado 18/06/2008 17:55:17 CET

Federalismo, reforma de la Constitución y laicidad, otros asuntos abordados en las enmiendas de los socialistas catalanes

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Avanzar hacia un un modelo de Estado federal, una nueva Constitución que reconozca la "plurinacionalidad" del Estado, introducir cambios en las relaciones entre Iglesia y Estado, la vieja reivindicación de grupo propio en las Cortes generales y el apoyo de la autodeterminación, son algunos de los aspectos que abordan las más de 4.800 enmiendas que han presentado las distintas agrupaciones del PSC a la ponencia que se debatirá en el próximo congreso de la formación, que se celebrará a mediados de julio.

De todas las enmiendas, sólo seis hacen referencia a uno de los aspectos que más controversia despierta entre la militancia socialista: la recuperación del grupo parlamentario propio del PSC en el Congreso.

Cuatro enmiendas expresan su apoyo al grupo propio --presentadas por las agrupaciones de Gerona, Reus, Olot y la del distrito barcelonés del Eixample; y por la sectorial de Educación-- mientras otras dos expresan su rechazo --presentadas por Sant Boi de Llobregat, Santa Coloma de Queralt y Tarragona--.

También hay otra enmienda, presentada por la agrupación de Vilanova i la Geltrú, que expresa su apoyo al derecho de la autodeterminación en el caso "de que una mayoría de catalanes y catalanas lo decidiera".

En cuanto a las relaciones entre el Estado y las tradiciones religiosas, una enmienda pide extender la casilla del 0,7% del IRPF que en la actualidad tiene la Iglesia Católica al resto de "iglesias" inscritas en el registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia.

Nueve enmiendas reivindican avanzar hacia el laicismo y otras seis defienden la laicidad, como una de la agrupación del Eixample que pide un sistema educativo "respetuoso con toda posible opción espitirual o filosófica" u otra más que pide terminar con las "exenciones y bonificaciones fiscales" que tienen la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas.